Mundo

Trump acude al Supremo para que anule la orden de revivir el DACA

Para evitar un nuevo fallo en contra, se salta el paso normal de recurrir ante la Corte de Apelaciones la orden de un juez que exige reinstaurar el programa para soñadores

El Departamento de Justicia de Estados Unidos recurrirá directamente ante el Tribunal Supremo el fallo de un juez de California que la semana pasada ordenó al presidente, Donald Trump, revivir parcialmente el plan DACA para jóvenes indocumentados.

El fiscal general de EU, Jeff Sessions, indicó en un comunicado que el gobierno recurrirá el fallo porque Trump y los miembros de su gobierno actuaron legalmente dentro de su “discreción” cuando el pasado septiembre pusieron fin al DACA y dieron hasta marzo al Congreso para aclarar la situación de sus 680 mil beneficiarios, la gran mayoría, mexicanos.

La decisión de recurrir directamente al Supremo es anormal, puesto que la instancia inmediatamente superior para recurrir el fallo de la pasada semana del juez William Alsup, de la corte del distrito norte de California, es el Tribunal de Apelaciones, en este caso, el del Noveno Circuito, que enmarca al estado dorado.

El hecho es que el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito ya ha fallado en numerosas ocasiones en contra de las políticas de Trump,

El fiscal Sessions admitió que la decisión de acudir directamente al Supremo es “extraña”, pero la justificó asegurando que el gobierno ha decidido dar este salto para que el litigio “se pueda resolver de manera rápida y justa para todas las partes involucradas”.

ATAQUE DIRECTO A SOÑADORES. En su fallo, el juez Alsup determinó que el gobierno no podía acabar por completo con el ­DACA mientras hubiera litigios pendientes en diferentes cortes del país, y determinó que el gobierno debía volver a aceptar solicitudes de renovación del programa, cosa que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos empezó a hacer este fin de semana.

Si el gabinete de Trump hubiera recurrido al Tribunal de Apelaciones, es muy probable que el proceso judicial se hubiera alargado cuanto menos durante semanas, lo que hubiera permitido continuar con estas renovaciones. Además, todo se podría haber dilatado más si hubiera terminado fallando contra el recurso del gobierno.

Sin embargo, con esta apelación directa al Supremo, la Casa Blanca trata de exigir una respuesta rápida de la máxima Corte, donde los jueces conservadores son mayoría, que pare en seco este nuevo flujo de renovaciones del DACA.

Imprimir