Academia

“A pesar de las limitaciones que tenemos los profesores, podemos innovar la enseñanza”: Ana Lucía Zamudio

El reconocimiento de las buenas prácticas dignifica la labor docente, señala la profesora Ana Zamudio, ganadora del Premio a las Prácticas Docentes e Innovadoras de Iberoamérica

La premiación del galardón, creado por el ILCE, se llevó a cabo en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Filosofía para que niños de preescolar aprendan a escribir y expresar sus propias historias; un buzón especial para mejorar las habilidades de escritura en niños de primaria; juegos de mesa para fortalecer el conocimiento y cuidado del medio ambiente; desarrollo de software para el aprendizaje didáctico de música; el empleo de una app para atrapar pokemones y que ayuda a mejorar el conocimiento de las matemáticas; programas didácticos para hacer divertidas y útiles las clases de civismo; y el desarrollo de microproyectos con alumnos para generar acciones positivas que impacten el medio ambiente.

Todos los anteriores fueron algunos de los nueve proyectos que ganaron los primeros tres lugares en una de las también tres categorías del Premio a las Prácticas Docentes e Innovadoras de Iberoamérica y el Caribe, que llevo a cabo el Instituto Latinoamericano de Comunicación Educativa (ILCE) junto con el Sistema Nacional de Desarrollo Profesional Docente (Sinadep) del SNTE. La premiación se llevó a cabo ayer en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Ana Lucía Zamudio, profesora del estado de Puebla, fue una de los tres galardonados de esta entidad y primer lugar en la categoría ADiseño y Producción de Recursos Educativos Digitales”. La docente encabezó una transformación de las actividades y enseñanza de contenidos curriculares y lenguas indígenas entre sus alumnos de la Escuela Primaria Bilingüe Emiliano Zapata, la cual no sólo ha demostrado efectividad en su institución, sino que además comienza a emplearse en otras primarias.

“Esta premiación nos ha permitido trascender en nuestra labor y representar un espacio para dignificar la labor docente, tan desgastada y golpeada durante los últimos años”, dijo en la ceremonia de premiación, en presencia de la mayoría de los ganadores, provenientes de México, Latinoamérica y España.

La profesora añadió que el premio simboliza un esfuerzo colectivo de muchos profesores que le han acompañado en la puesta en marcha de sus proyectos y a quienes dedicó el galardón. De esta forma, se han beneficiado 695 alumnos de su escuela y cerca de 300 de dos primarias con las que mantienen una colaboración.

“Hay oportunidades de crear alternativas de enseñanza a pesar de las limitaciones en las que trabajamos los profesores, tenemos que darnos la oportunidad de utilizar juegos de video, cómics, música de moda, así como a los personajes horripilantes que nuestros alumnos aman”. Recomendó a los docentes diseñar y planear sus programas de trabajo con pasión, colorido e incluso irreverencia a lo establecido. “Eso siempre da resultados, siempre impacta y llama la atención de los alumnos, el resultado son logros maravillosos”.

Adicionalmente compartió con los docentes que respeten las diferencias entre alumnos y las incluyan en sus actividades. “Disfruten de lo diverso y enriquezcan su práctica con ello; aprendan todos los días y no pierdan la capacidad de asombrarse ante el ingenio de un niño”.

Ricardo Vinueza es profesor de Ecuador y obtuvo el primer lugar en la categoría “Producción de Recursos Educativos Innovadores No Digitales”. El docente diseñó tres juegos de mesa que han despertado una vocación por el conocimiento y protección de los recursos medioambientales en su comunidad.

En su oportunidad manifestó que el docente es el primer actor que debe cambiar, debe ser además revalorizado, su autoestima del profesor de América Latina y el Caribe debe estar siempre arriba. “Es además un actor fundamental para buscar remediar la huella ecológica y desarrollar una conciencia ambiental”.

Miguel Ángel Alto Menchaca es profesor de educación básica en Bolivia y ha diseñado un modelo educativo entre sus alumnos mediante el cual éstos generan microproyectos de investigación que tienen un impacto sustentable. Por este proyecto, el docente obtuvo el primer lugar en la categoría de “Metodologías Innovadoras”.

RED DE PROFESORES. De acuerdo con René Asomoza, director del ILCE, la convocatoria de los premios fue el primer paso de un proyecto más ambicioso en la identificación de maestros innovadores que colaboren dentro y fuera de sus escuelas para la puesta en marcha de este tipo de programas.

“Una segunda etapa será que se conozcan en un congreso en línea que se llevará a cabo en marzo”. De esta forma, dijo al finalizar el evento, formarán una red de docentes comunicados que podrán compartir sus experiencias y difundirlos en diversos países de la región.

Sobre los trabajos de los premiados, dijo que si bien pertenecen a localidades y contextos educativos particulares, se encontraron varios puntos en común, como el cuidado del medio ambiente. “Un niño que aprenda a cuidar el medio ambiente empleará de mejor forma la tecnología para su cuidado cuando crezca”.

Agregó que muchas de las soluciones presentadas por los participantes del concurso no requieren de muchos recursos, sino más bien de la creatividad de docentes y alumnos, la cual no hay que dejar perder.

Enfatizó que la iniciativa del ILCE es complementaria a la práctica docente y funciona mejor si se logra una comunicación directa entre profesores, en vez de triangular los esfuerzos institucionalmente en cada país. “Así funciona con los investigadores”, dijo el ex director del Cinvestav. “Entonces, es muy seguro que resulte entre profesores”.

 

Imprimir