Nacional

Bansefi posibilitó fraude a damnificados: CNBV

La comisión detecta hackeo en tarjetas hasta 40 días antes de que fueran entregadas a víctimas de los sismos. Revela compras en pizzerías y una tienda de telefonía. Retiros ascienden a $1.1 millones

El Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) carece de mecanismos que permitan prevenir fraudes en los plásticos que emite, así lo consideró la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) según la investigación dada a conocer por la asociación civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

En la segunda parte de la investigación realizada por la MCCI, se dio a conocer que la CNBV encontró que los hackeos en las tarjetas de Bansefi se llevaron a cabo antes de que se entregaran los plásticos a los damnificados por los terremotos de septiembre.

El organismo regulador detalló que, hasta el pasado 22 de noviembre, 258 damnificados habían denunciado que las tarjetas entregadas por Bansefi registraban cargos que ellos no reconocían.

Asimismo, confirmó que el 96.5 por ciento de esas tarjetas reportadas por los damnificados sí fueron hackeadas, con lo que se extrajeron de manera ilegal a través de ellas, un total de dos millones de pesos, cifra que puede ser mayor, debido a que posterior al 22 de noviembre hubo más denuncias de cargos no reconocidos en las tarjetas.

“La falta de capacidad para detectar y bloquear transacciones de tipo fraudulentas, es el motivo por el cual esa entidad (Bansefi) habría sido objeto de clonación del 96.5 por ciento de las tarjetas que entregó a los 258 beneficiarios que presentaron quejas por transacciones no reconocidas, al 22 de noviembre de 2017, pertenecientes a los estados de Oaxaca y Chiapas”, señaló la CNBV en el reporte al que tuvo acceso la asociación MCCI.

Las compras hechas por los portadores de los plásticos se llevaron a cabo en dos pizzerías, una ubicada en Guadalajara, Jalisco y otra en el Puerto de Veracruz. En tanto que también se encontró una compra en una tienda de telefonía móvil en Cancún, Quintana Roo, y en un supermercado de Boca del Río.

Cabe mencionar que la entrega de tarjetas de Bansefi se diseñó para llevarse a cabo en los estados de Chiapas y Oaxaca, los cuales tuvieron las mayores afectaciones por el sismo ocurrido el pasado 7 de septiembre.

“Al analizar todas las transacciones realizadas en las 258 tarjetas que presentaron una reclamación, la CNBV identificó que en 129 casos, se detectaron compras en lugares alejados en periodos cortos que no son coherentes con el tiempo requerido de traslado. Un millón 107 mil 944 pesos se retiraron de esta forma. También se documentó que en 59 tarjetas se realizaron compras antes de que el plástico se entregara al beneficiario. Con este mecanismo se extrajeron 357 mil 76 pesos”, señaló la investigación.

Por otro lado, se encontró que en algunos casos, los retiros de dinero a través de las tarjetas se hicieron hasta 40 días antes de haberlas entregado a los damnificados.

Imprimir