La Esquina

Hay ocasiones en las que pedir perdón no basta. Así ha reaccionado la feligresía chilena ante abundantes casos de pederastia de parte de ministros de culto. La Iglesia católica ha sufrido, en los últimos años, una notable merma en el país andino. Es una advertencia al Papa de lo que puede ocurrir en otras partes del mundo si a la solicitud de perdón no se suma un castigo proporcional a quienes abusaron de su posición.

 

Imprimir

Comentarios