Ciudad

Registra Línea 7 del Metrobús avance del 80 por ciento

Tendrá 31 estaciones entre Indios Verdes y Campo Marte, de las cuales cinco serán más amplias y con una estructura cerrada, de acuerdo con su afluencia.

La construcción de la Línea 7 del Metrobús, que correrá sobre la avenida Paseo de la Reforma tiene 80 por ciento de avance aun cuando vecinos y asociaciones se han opuesto a su construcción bajo argumentos como la conservación del patrimonio cultural, ser superfluo y contaminante.

En la actualidad la mayoría de los trabajos se concentran en la Calzada de los Misterios, vialidad en la que se construye la última parte del carril confinado, además de plataformas y la renovación de la carpeta asfáltica de los carriles adyacentes, restauración de los monumentos religiosos de la zona y modernización de las banquetas.

En Paseo de la Reforma los trabajos tienen un mayor avance, ya se construyó el carril confinado que es utilizado, por el momento, por cualquier vehículo, y ya se distinguen las plataformas que funcionarán como paradas del transporte a la altura del Ángel de la Independencia, de la Zona Rosa y de la escultura del Caballito.

De acuerdo con la percepción de los vecinos y comerciantes de la zona las obras incrementaron de manera considerable el tránsito y el desorden vial y aunque por ahora todo ha regresado a la normalidad temen que cuando entre en funciones el carril exclusivo para el característico transporte rojo, la vialidad se paralice en una de las zonas más concurridas en la Ciudad de México.

La construcción, a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), hasta diciembre de 2017 reportó un avance general de 80 por ciento, lo que representa un retraso toda vez que para el mismo periodo se tenía previsto la finalización de los trabajos en el transporte que permitirá el traslado de 110 mil personas todos los días.

El gobierno de la Ciudad de México informó que para garantizar la seguridad y el confort de los futuros usuarios se construyen estaciones con características específicas, de acuerdo a su ubicación.

De esta manera, la línea 7 de dicho sistema tendrá 31 estaciones entre Indios Verdes y Campo Marte, de las cuales cinco serán más amplias y con una estructura cerrada, de acuerdo con su afluencia.

Al respecto, el titular de la Sobse, Edgar Tungüí Rodríguez, explicó que las estaciones Indios Verdes, Hospital Infantil, La Villa e Hidalgo, con sentido hacia el poniente y Auditorio y Campo Marte requieren de plataformas más grandes, en comparación con las otras 26 con estructura ligera que se extienden a lo largo de los casi 15 kilómetros que cubre la ruta.

Tungüí Rodríguez señaló que las estaciones cerradas o terminales, como las denomina Metrobús, contarán con módulos sanitarios para usuarios y casetas de servicios para los operadores; además, medirán hasta 30 metros de largo, “sin que esto signifique una estructura invasiva o que afecte el entorno urbano de Avenida Paseo de la Reforma”.

El titular de la Sobse ha señalado en diversos comunicados, que las estaciones de mayores dimensiones contarán con sistema de peaje, mientras que en el resto de las paradas el cobro del pasaje se hará dentro del autobús; en ambos casos con la tarjeta multimodal de la Ciudad de México que ya se encuentra en circulación.

Afirmó que el parabús ubicado en Campo Marte, dirección poniente, se instalará a la altura del Parque Líbano, sobre la banqueta, sin que ello represente afectación alguna a dicha área considerada de valor ambiental, ya que no se talará ni un solo árbol; mientras en dirección Indios Verdes se instalará la terminal en una bahía preexistente.

Asimismo, la estación Hidalgo se encontrará en el camellón que separa los carriles centrales de los laterales de Paseo de la Reforma en su sentido oriente-poniente, a la altura de la Iglesia de San Hipólito, en la intersección de Reforma y Avenida Hidalgo y contará con acceso a través de un crucero seguro desde ambas banquetas.

Tras un recorrido se observa que de manera paralela a la construcción de las estaciones cerradas, hay actividades en las plataformas ligeras cuya longitud promedio es de 18 metros, ubicadas en Calzada de los Misterios y Paseo de la Reforma, las cuales son de cama baja, es decir a nivel de autobús y tienen una altura de 30 centímetros, lo que permitirá el ingreso de los usuarios a los autobuses sin esfuerzo alguno, pues se adaptan a la base de la estación con las unidades de doble piso.

Empresarios ven con buenos ojos el proyecto del Metrobús. En entrevista para Notimex, el presidente de la Asociación Por el México que Deseamos, Jaime Valencia, espera que la Zona Rosa se fortalezca como centro turístico de Paseo de la Reforma con la estación del sistema de transporte que se ubicará cerca del Ángel de la Independencia a unas cuadras de dicha colonia.

El líder empresarial señaló que las obras del Metrobús se sumaron a los trabajos de rehabilitación en las calles de la Zona Rosa y a las afectaciones ocasionadas por el sismo del 19 de septiembre lo que perjudicó de manera considerable las ventas para los locatarios y prestadores de servicios turísticos de la Zona Rosa y del Corredor Reforma.

Por ello, espera que el Metrobús atraiga de nuevo a los comensales y usuarios de dichas zonas y con ello puedan mejorar sus ganancias y las condiciones de empleo de los trabajadores.

Abundó que realizará una encuesta entre los empresarios de la zona para proponer un nombre a alguna de las estaciones cercanas a fin de que sea distintivo y sea reconocida como una estación en la que los visitantes pueden encontrar restaurantes, hoteles y centros nocturnos.

Por otro lado, el presidente de la Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios (Alampyme), Alejandro Salcedo Pacheco, explicó que durante las obras los carriles laterales de Reforma, esenciales para la llegada de clientes y para la carga y descarga de mercancía, se vieron afectados  por el tránsito, situación que les ocasionó daños de hasta 40 por ciento en las ventas.

Dijo que el Metrobús atrae a muchas personas, entre ellas al turismo que beneficia al comercio y los servicios que se prestan en la Zona Rosa y lugares y colonias cercanas; sin embargo, afirmó que eso no se podrá confirmar hasta que entre en funciones el servicio.

“Consideramos que para enero las obras terminarían, pero tendremos que esperar un poco más para ver la reactivación comercial en la zona, esperamos aglomeraciones en las estaciones lo que permitirá la llegada de nuevos visitantes”.

Asociaciones y vecinos en contra del Metrobús. En Paseo de la Reforma a la altura del Auditorio Nacional vecinos y Asociaciones como Control Ciudadano han colocado mantas en contra de la construcción al considerar que se trata de un sistema contaminante por no tener vehículos eléctricos sino a base de diésel.

Además, señalan que el sistema es una “falsa solución a la movilidad” y esperan una solución integral al problema del transporte público en el corredor Indios Verdes-Santa Fe, aglutinado por personas que todos los días acuden a trabajar a las oficinas corporativas instaladas en los edificios de Santa Fe o bien rumbo a sus domicilios en la zona norte del Valle de México.

Señalan que la obra es ilegal toda vez que no se hizo público el proyecto ejecutivo y carece del visto bueno del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Asimismo, explican que se trata de un proyecto que conlleva conflicto de intereses entre los concesionarios y los funcionarios públicos implicados, además de considerar que es innecesario ya que el Paseo de la Reforma cuenta ya con transporte público eficiente como el sistema M1.

“Reforma es una de las pocas avenidas en el país que conserva su belleza arquitectónica, sin duda el Metrobús afectará su magnetismo, para dar solución a los problemas de movilidad existen otras alternativas como la avenida Constituyentes o Chapultepec, es incomprensible la necedad de las autoridades”, afirmó María Luisa Gutiérrez-Mola, vecina de la colonia Polanco.

Por otro lado, Jaime Alonso, consideró que las autoridades no consideraron los problemas que traerá el Metrobús para los vecinos de colonias como Polanco y Las Lomas, “nunca tomaron en cuenta la opinión de las personas que vivimos aquí y que día a día nos tenemos que enfrentar al transito y ahora también a los problemas viales que ocasionará un carril confinado”, aseguró.

Autoridades reiteran legitimidad de la obra. Durante su comparecencia ante la Asamblea Legislativa capitalina Tungüí Rodríguez, señaló que en materia ambiental disminuyó la tala de árboles de 360 a 120 ejemplares para lograr los trabajos que requiere el sistema de transporte.

Asimismo, afirmó que la Línea 7 sacará de circulación los microbuses y el transporte concesionado que hoy circula por esta vía.

Respecto a la presunta ilegalidad de la obra, aseguró que todo el tiempo se ha trabajado de la mano del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), con un proyecto ejecutivo en el que se evitó el daño al patrimonio cultural e histórico del Paseo de la Reforma.

Destacó que como parte de dicho plan, se realiza la recuperación de todos los monumentos de la calzada de los Misterios, primera en la Ciudad de México y refrendó que la recuperación se está haciendo en compañía de especialistas.

En los últimos días de 2017 el juzgado octavo de Distrito en Materia Administrativa declaró sin fundamentos la suspensión concedida en contra de la obra al no advertir afectación alguna a espacios, áreas verdes y monumentos.

Ello ante el juicio de amparo promovido por la Academia Mexicana de Derecho Ambiental, lo que supone un antecedente para los vecinos que también se han amparado en contra del nuevo sistema de transporte en Paseo de la Reforma.

ijsm

Imprimir