Ciudad

Mikel Arriola propone botones de pánico en Metrobús

Al denunciar que dos integrantes de su equipo fueron asaltados en el Metrobús, el precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al gobierno capitalino, Mikel Arriola Peñalosa, propuso la instalación de botones de pánico en este medio de transporte.

Declaró que los miembros de su equipo fueron despojados de sus celulares a mano armada, situación que, dijo, viven a diario los usuarios del Metrobús, por lo que es urgente establecer mecanismos electrónicos, como los botones de pánico, para que haya una respuesta inmediata de parte de las autoridades.

Entrevistado durante un recorrido por la delegación Iztacalco, el precandidato dijo que tanto en el Metrobús, como en el Metro, se triplicó la incidencia de robos.

Indicó que actualmente hay poca respuesta ante esta situación, cuando debería establecerse cuáles son las rutas más aquejadas por la delincuencia, e implementar los mecanismos de seguridad y vigilancia para proteger a sus usuarios.

Arriola Peñalosa consideró inexplicable que la Procuraduría General de Justicia local, haya sacado de su catálogo el robo de celulares, cuando éste es uno de los ilícitos más frecuentes que sufre la ciudadanía.

Luego de señalar que en el mercado negro se revenden los celulares robados más sofisticados y caros, el aspirante priista consideró que debe regularse la cadena de portación de esos aparatos porque no existe ningún registro de su compra-venta, por lo que basta cambiar las tarjetas para nuevamente ofertarlos.

Convocó a las empresas dedicadas a la fabricación y venta de los celulares, instalar mecanismos técnicos, para que en cuanto sean robados, sean bloqueados y quede inservible para su reventa.

Mencionó que desafortunadamente, cuando el ciudadano acude ante el Ministerio Público no se siente protegido, por el contrario, es intimidado para que no presente la denuncia, lo que ocasiona que de cada 100 delitos que se cometen, apenas se denuncian seis, lo que es “ofensivo para la ciudadanía”.

Imprimir