Comercio transfronterizo, carácter único

Arturo De las Fuentes Hernández

Si hay algo que he aprendido con la instrumentación de proyectos de infraestructura binacional es que cada punto de la frontera México – Estados Unidos es diferente, y en consecuencia, tiene necesidades diferentes.
La región fronteriza conocida como Borderplex, incluye de lado americano las ciudades de El Paso, la más grande de Texas con 865 mil habitantes y Las Cruces, Nuevo México, con 101 mil habitantes, y lado mexicano Ciudad Juárez, Chihuahua, con 1.2 millones de habitantes.
La principal característica de esta región, es que su actividad económica, comercial y laboral es primordialmente local con un carácter binacional,debido a que la actividad de mayor relevancia es la industria maquiladora, en donde se intercambian localmente todo tipo de partes para vehículos aéreos, marítimos y terrestres, aparatos de comunicación, maquinaria, y herramientas, entre otros, que en su conjunto, sostienen la economía de la región y contribuyen al dinamismo de la frontera México – Estados Unidos.
En función de lo anterior, observamos una dinámica especial que involucra por un lado, una migración local de miles de personas que viven en Juárez y trabajan en El Paso, o bien, familias que viven en ambas ciudades, en función de la actividad de la maquila.
Por ello, un detalle de gran relevancia y que da el carácter de unicidad en la frontera México – Estados Unidos es el desarrollo del comercio transfronterizo, tal es el caso del establecimiento de supermercados, específicamente de Walmart a lo largo de la franja fronteriza de esta zona: cuatro en Ciudad Juárez, tres en las cruces y un número similar en El Paso, pero en estas dos últimas ciudades se pueden observar mejor distribuidos geográficamente en la zona urbana.
Este fenómeno obedece a dos razones básicas: la concentración de este tipo de tiendas de lado mexicano se explica por la migración local, en donde debemos resaltar que Ciudad Juárez – El Paso es el cruce más lentode la frontera para el tráfico privado y el segundo para el comercial de México hacia Estados Unidos, y por otro lado, el abastecimiento comercial, ya que muchos de los negocios de Ciudad Juárez compran sus insumos en El Paso, satisfaciendo así la demanda de las necesidades básicas tanto de la población como de los residentes.
Lo anterior pone de manifiesto la necesidad de contar con una planeación urbana binacional, tomando como base las experiencias norteamericanas para el establecimiento de centros comerciales con base en las características, demandas, necesidades y actividades de la región, sobre todo si consideramos que comercialmente hablando, de los mil millones de dólares que cruzan diariamente en mercancías por la frontera México – Estados Unidos,la región de Ciudad Juárez – El Paso ostenta casi una cuarta parte, con243 millones de dólares.
Finalmente, para lograr esa planificación urbana en común, es necesaria la cooperación entre México y Estados Unidos para la creación de ciudades fronterizas con planos que cumplan las necesidades de ambos puntos fronterizos y mejoren la calidad de vida de sus poblaciones.

Fuentes de consulta
https://www.elpasotexas.gov/economic-development/business-services/data-and-statistics/population

http://www.lanacion.com.ar/1980127-el-paso-y-ciudad-juarez-demasiado-integradas-como-para-separarse


cpi@prodigy.net.mx

Imprimir

Comentarios