Alberto Elías Beltrán

El ambiente generado durante los últimos días exigía tomar medidas claras. Ya comenzó el proceso de extradición contra César Duarte, el único de los exgobernadores que no recurrió a esconderse porque los señalamientos en su contra no terminaban con esta señal clara de que el paúis exige su regreso para aclarar casos en los que la corrupción parece estar presente. Habrá de ser un juez quien termine de determinar su responsabilidad, pero el primer paso, traerlo de vuelta, es aplaudible.

Imprimir

Comentarios