Mundo

Patrulla Fronteriza destruye botellas con agua que deja ONG en el desierto para indocumentados

La organización humanitaria No Más Muertes presentó un informe en el que denuncia “la destrucción intencional de más de 3 mil galones de agua” que fueron dejados por sus voluntarios para evitar las muertes por deshidratación, de inmigrantes indocumentados en el desierto.
El informe subraya que agentes de la Patrulla Fronteriza, en la mayoría de los casos, son quienes tiran el agua o destruyen las botellas y como prueba presentaron un video publicado en 2011 donde oficiales tiran el vital líquido que dejan en depósitos para los inmigrantes.
VANDALISMO. “La ayuda humanitaria para salvar vidas no termina con el vandalismo del agua, la Patrulla Fronteriza acosa a los voluntarios tanto en el campo como en el campamento”, dijo Paige Corich-Kleim, representante de No Más Muertes.
De acuerdo con Corich-Kleim, el acoso va de amenazas a violencia física, arrestos, interrogatorios agresivos y vigilancia con helicópteros a su campamento de ayuda humanitaria. Estas acciones, afirmó, están dando lugar a una crisis de personas desaparecidas.
EVIDENCIAS. En el informe destacan datos recolectados entre 2012 y 2015, durante los cuales No Más Muertes colocó 31 mil 558 galones de agua en el desierto. El 86 por ciento de éstos se usaron, mientras que 3 mil 586 galones fueron destruidos. Para llegar a esta conclusión afirman que utilizaron evidencia como informes de campo y secuencias de video para determinar que la Patrulla Fronteriza es en gran parte responsable de esta “interferencia”.

Imprimir