Mundo

El Papa defiende a obispo chileno acusado de proteger a pederasta

“Todo es calumnia, el día que me traigan una prueba contra Juan Barros, voy a hablar”, declaró el pontífice a periodistas a su llegada a Iquique

En el marco de su polémica visita a Chile, el papa Francisco defendió ayer al obispo chileno Juan Barros y aseguró que las acusaciones de que encubrió de los abusos sexuales contra menores cometidos por el sacerdote Fernando Karadima “son calumnias”.

“El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, voy a hablar”, declaró Francisco a los periodistas a su llegada a la ciudad de Iquique, donde celebró su tercera y última misa de su gira apostólica por Chile.

“No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia”, enfatizó el Santo Padre en declaraciones a los reporteros que le abordaron en el momento en que se descendió del automóvil cerrado en el que viajaba para subirse al papamóvil.

CONTROVERSIA. Barros ha sido cuestionado por sus vínculos con el sacerdote Fernando Karadima, a quien tanto la justicia ordinaria como la eclesiástica consideraron responsable de abuso sexual de menores perpetrados durante las décadas de 1980 y 1990. Karadima fue suspendido de por vida de sus funciones.

Durante la visita del Papa la presencia del obispo desató polémica.

Fue visto en el servicio religioso justo después de que el pontífice pidiera perdón por los casos de pederastia y expresara “el dolor y la vergüenza por el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia”.

Barros, nombrado obispo por Francisco en 2015, siempre ha negado las acusaciones.

ENOJO. Al conocer las palabras del papa Francisco, Juan Carlos Cruz, una de las personas que demandaron a Fernando Karadima, mostró su inconformidad con el pontífice. “Seguimos igual y su perdón sigue siendo vacío”, manifestó a través de su cuenta de Twitter.

“Como si uno hubiera podido sacarse una selfie o foto mientras Karadima me abusaba a mi u otros con Juan Barros parado al lado viéndolo todo”, dijo molesto.

“Estas personas desde arriba están locas y el Papa habla de reparación a las víctimas. Seguimos igual y su perdón sigue siendo vacío”, agregó Cruz.

Francisco, quien concluyó ayer su estancia en Chile viajó a Perú, su siguiente escala en su sexto viaje papal por Latinoamérica.

 

Bergoglio llegó a Perú; abordará los reclamos de indígenas

 

En la continuación de su visita por Latinoamérica, ayer el papa Francisco llegó a Lima, Perú, en donde visitará Puerto Maldonado --en la Amazonía-- y la ciudad norteña de Trujillo, que hace un año sufrió siete inundaciones causadas por el fenómeno del Niño Costero.

Aunque no se prevé que la visita papal a Perú sea empañada por polémicas, como ocurrió en Chile, si se espera que el pontífice reciba los reclamos de pueblos indígenas y de ambientalistas preocupados por la explotación salvaje de sus recursos.

Tras aterrizar en Lima a las 16:32 horas locales, Francisco fue recibido por el presidente Pedro Pablo Kuczynski y su esposa. La visita permite al mandatario peruano olvidar, temporalmente, los conflictos políticos que lo tuvieron al borde de la destitución y la polémica por el indulto que concedió al expresidente Alberto Fujimori.

Imprimir