Mundo

Defiende Puigdemont poder gobernar desde Bruselas

El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó hoy que podría gobernar desde Bruselas, mediante el uso de las nuevas tecnologías, cumplir con ello el mandato de las urnas y evitar así la detención en España.

En entrevista con la emisora Catalunya Radio, el líder de la coalición independentista Juntos por Cataluña reiteró que aspira a volver a gobernar, ya que incluso se considera aún presidente catalán a pesar de la destitución hecha por el gobierno español.

“Soy un diputado perfectamente elegible como presidente”, explicó Puigdemont quien descartó volver a España donde hay una orden de detención vigente por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos por el proceso independentista de octubre pasado.

“Entre ser presidiario y ser presidente, prefiero lo segundo porque creo que puedo servir mejor a Cataluña”, manifestó al asegurar que desde Bruselas puede gobernar con el uso de tecnologías y no así desde la prisión.

Recalcó que la intención es restituir al gobierno que fue destituido, aunque no ha explicado cuál es la manera en que propondrá al Parlamento catalán su investidura.

La nueva legislatura de la cámara catalana surgida de las elecciones del 21 de diciembre inició sus trabajos esta semana, con el independentista Roger Torrent como nuevo titular, quien ya realiza consultas sobre la investidura con los distintos grupos políticos.

La suma de Juntos por Cataluña, Esquerra Republicana de Cataluña, y los anticapitalistas de la Candidatura de Unidad Popular (CUP) dan la mayoría absoluta, y aunque quieren a Puidemmont nuevamente en el gobierno catalán existe el obstáculo de que no puede regresar a España.

El gobierno español informó esta semana en el momento en que se registre la candidatura de Puigdemont a un debate de investidura, será impugnado ante el Tribunal Constitucional.

De acuerdo con medios locales, Puigdemont envió un mensaje a Torrent para que éste viaje a Bruselas, y hablar allí de cómo hacer para sacar adelante una votación de investidura.

Imprimir