Mundo

Prototipos de muro en San Diego superan pruebas militares

Los prototipos de barda fronteriza ordenados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, superaron las pruebas de las fuerzas especiales militares sobre su efectividad, informaron fuentes periodísticas.

Los recientes ataques de equipos tácticos contra los prototipos indican que sus alturas imponentes deberían detener a los que cruzan la frontera, señaló citado por el periódico Los Ángeles Times un funcionario estadunidense con conocimiento directo de la evaluación.

Las fuerzas especiales militares con base en Florida y las unidades especiales de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos pasaron tres semanas tratando de abrir y escalar los ocho modelos en Mesa de Otay, San Diego.

Estos emplearon martillos neumáticos, sierras, antorchas y otras herramientas y dispositivos de escalada, dijo el funcionario que habló a condición de que no se publicara su nombre dado que la información no fue autorizada para publicación pública.

Un informe de Aduanas y Protección Fronteriza sobre las pruebas identifica los puntos fuertes y los defectos de cada diseño, pero no elige un ganador general ni los clasifica.

No obstante, el informe señaló que las barreras de acero transparentes rematadas con hormigón son el mejor diseño general, dijo el funcionario.

El informe recomendó combinar elementos de cada uno, dependiendo del terreno. El funcionario lo comparó con un diseño de Lego, sacando piezas de diferentes prototipos.

Carlos Díaz, vocero de Aduanas y Protección Fronteriza, manifestó que la agencia aún se encuentra en "la fase de prueba" y que los resultados están siendo evaluados.

Apuntó que la combinación de elementos de diferentes prototipos en lugar de elegir un ganador es coherente con las declaraciones anteriores de los funcionarios.

Expresó que la agencia fijó en sus directrices de licitación que una altura mínima de 18 pies (cinco metros y medio) sería una característica clave. Añadió que no tenía detalles adicionales sobre los resultados de las pruebas.

Los contratistas recibieron entre 300 mil y 500 mil dólares por cada prototipo. Los prototipos se construyeron en el otoño para guiar la futura construcción de una de las promesas de campaña de Trump. Cuatro eran de hormigón y cuatro estaban hechos de otros materiales.

Ronald Vitiello, comisionado adjunto en funciones de la agencia, dijo después de visitar los prototipos en octubre que fue impactado por la altura de nueve metros que presentaron algunos.

Los probadores altamente entrenados escalaron sin ayuda hasta cierta altura, pero necesitaron ayuda en otras ocasiones, dijo el funcionario que describió los ataques en los prototipos de pared. Los probadores también expresaron preocupaciones de seguridad sobre bajar desde los nueve metros.

Solo una vez un probador logró aterrizar un gancho en la parte superior de la pared sin ayuda, dijo el funcionario. Los tubos encima de algunos modelos repelieron dispositivos de escalada pero no funcionarían en áreas más montañosas porque el terreno es demasiado irregular.

El informe favorece el acero a nivel del suelo porque los agentes pueden ver lo que está sucediendo en el otro lado y los agujeros se pueden reparar más fácilmente, dijo el funcionario.

Con concreto, las losas grandes tienen que ser reemplazadas incluso para pequeñas brechas, lo que consume mucho tiempo y es costoso. Rematar el acero con superficies de concreto lisas ayuda a prevenir la escalada.

Los líderes de Aduanas y Protección Fronteriza recibirán información sobre los hallazgos esta semana en medio de intensas discusiones entre la Casa Blanca y el Congreso sobre legislación migratoria para evitar el cierre del gobierno y renovar la protección de unos 800 mil jóvenes inmigrantes protegidos por el Programa de Acción Diferida para los LLegados en la Infancia (DACA).

La administración ha insistido en que el financiamiento del muro sea parte de cualquier acuerdo de migración.

Una propuesta de Aduanas y Protección de Fronteras exige gastar 18 mil millones en 10 años para ampliar las barreras para cubrir casi la mitad de la frontera, aunque no está claro si Trump apoya ese plan.

México ha rechazado firmemente la demanda de Trump de que pague por la construcción de un muro en su frontera.

Imprimir