EU ya no ve al terrorismo como su principal objetivo de la seguridad nacional | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 19 de Enero, 2018

EU ya no ve al terrorismo como su principal objetivo de la seguridad nacional

EU ya no ve al terrorismo como su principal objetivo de la seguridad nacional  | La Crónica de Hoy

Estados Unidos anunció hoy que priorizará en su estrategia de defensa la amenaza de otras potencias a la del terrorismo.

Así consta en la Estrategia de Defensa Nacional (NDS, por sus siglas en inglés), la primera realizada en los últimos diez años, que el Departamento de Defensa de Estados Unidos envió hoy al Congreso.

"Mantendremos nuestra campaña contra los terroristas, pero la competición entre grandes poderes -no el terrorismo- será ahora el principal objetivo de la seguridad nacional estadounidense", anunció el secretario de Defensa, James Mattis, durante la presentación oficial de la NDS en Washington.

De acuerdo con Mattis, es necesario "hacer frente a las crecientes amenazas de potencias revisionistas como Rusia y China", así como a "regímenes canallas" como Corea del Norte e Irán.

De esta manera, Estados Unidos parece dar por finalizada la llamada Guerra contra el Terror iniciada en 2001 a raíz de los históricos atentados del 11 de septiembre, cuando el entonces presidente, George W. Bush, decidió que la prioridad del Ejército estadounidense debía ser acabar con el terrorismo yihadista.

Ahora, los nuevos enemigos a batir serán aquellas naciones "que buscan crear un mundo consistente con sus modelos autoritarios", y aquellos regímenes "que llevan a cabo acciones ilegales que amenazan la estabilidad regional y global".

"No querrán luchar contra el Departamento de Defensa (...). Si nos retan, será su peor y más largo día", advirtió Mattis a estos Estados, a los que invitó a "trabajar" en el terreno de la diplomacia.

La nueva estrategia, según explicó el secretario de Defensa, se vertebrará sobre tres ejes: la formación de unas tropas "más letales", el refuerzo de las alianzas tradicionales y la creación de otras nuevas, y la reforma administrativa del Pentágono para optimizar su actuación y sus costes.

"Modernizaremos nuestras habilidades clave, reconociendo que no se puede esperar el éxito en las batallas del mañana luchando con las armas del ayer", zanjó Mattis.

Imprimir