Mundo

EU antepone amenaza de Rusia y China sobre terrorismo islamista

La nueva Estrategia de Defensa Nacional busca advertir a potencias rivales que Washington no cederá su hegemonía mundial: Pentágono

El secretario de Defensa, James Mattis, asegura que EU no piensa ceder su hegemonía a otras potencias.

El gobierno de Estados Unidos envió ayer al Congreso su nueva Estrategia de Defensa Nacional (NDS), la primera en los últimos diez años, que priorizará en su estrategia de seguridad la amenaza de otras potencias como Rusia y China y a la de “regímenes canallas” como Corea del Norte e Irán, y deja en segundo plano la llamada guerra contra el terrorismo islamista.

“Mantendremos nuestra campaña contra los terroristas, pero la competencia entre grandes poderes —no el terrorismo— será ahora el principal objetivo de la seguridad nacional estadunidense”, comunicó el secretario de Defensa, James Mattis, durante la presentación oficial de la NDS en Washington.

AMENAZAS. Estados Unidos enfrentó “crecientes amenazas de poderes revisionistas tan diferentes como China y Rusia”, apuntó el titular del Pentágono. En lo que parecía una referencia a Rusia, Mattis avisó a la potencia liderada por el presidente Vladímir Putin, que no “amenace el ejemplo democrático que es EU”. “Si nos desafías, será tu peor y más largo día”, advirtió.

Con estas palabras Mattis certificó que, después de 16 años de lucha, el gran enemigo a batir ya no será principalmente el terrorismo islamista que aún resiste en zonas de Oriente Medio y África, sino aquellos países que, de manera más o menos abierta, osan amenazar la hegemonía estadunidense.

ESTRATEGIA. La presentación de esta nueva estrategia deja claro que este enfoque tiene como objetivo advertir a países como Rusia y China que EU no piensa ceder su actual hegemonía mundial, y a naciones como Corea del Norte e Irán, que sus aspiraciones nucleares serán contestadas con firmeza.

 

Imprimir