Deportes

Amigos y rivales pelean boleto al SB LII

El destino los llevó a enfrentarse. Compañeros y amigos en el 2015 con los Carneros de San Luis, actualmente Los Angeles Rams, Nick Foles y Case Keenum, se verán de nuevo las caras, ahora como rivales, porque la vida es caprichosa y porque tendrán que guiar a las Águilas de Filadelfia y a los Vikingos de Minnesota a ganar el pase al Super Bowl LII, sin amistad de por medio.

Ninguno de estos dos quarterbacks inició la temporada 2017 como titular y, sin embargo, son los últimos sobrevivientes en una conferencia en donde ya no existen los Russell Wilson, Matt Ryan, Drew Brees, Cam Newton, Matthew Stafford y Aaron Rodgers.

Las paradojas de la vida pusieron al quarterback de Filadelfia, Nick Foles, como al de Minnesota, Case Keenum, en predicamentos donde al final de todo pudieron ver la luz en esta temporada.

El camino no ha sido fácil para ninguno al no haber encontrado jamás una estabilidad dentro de la NFL, pero quizá el premio a la paciencia y consistencia o la madurez, los ha premiado con estar en el Juego de Campeonato de la Conferencia Nacional.

EL COMIENZO DEL COMPAÑERISMO. Chip Kelly, quien fuera entrenador en jefe de las Águilas, obtuvo el control sobre el personal en 2015 y decidió que Foles no era la respuesta pese a un primer año con 27 pases de anotación y dos intercepciones. Su coordinador ofensivo, Shurmur, era un aficionado de Bradford por su época juntos en San Luis. Su punto de vista convenció a Kelly para que ejecutara el canje Foles por Bradford.

Todo comenzó en 2015 cuando las Águilas negociaron a Foles a Rams en cambio por Sam Bradford el 10 de marzo.

El mismo día del canje Bradford-Foles en marzo de 2015, los Rams adquirieron a Keenum de los Texanos por una selección de séptima ronda. Foles ganó la posición en 2015, pero después fue enviado a la banca para que Keenum asumiera el cargo. Acabaron con marca de 7-9 sin playoffs y con el destino de sus mariscales de campo en la incertidumbre total, uno se fue y el otro se quedó pero con una selección número 1 de Draft como suplente… Foles tuvo 11 aperturas por 5 de Keenum.

Foles comenzó la campaña con triunfo ante Seattle, pero poco a poco fue perdiendo lucidez y tuvo 4 intercepciones en la Semana 5 ante Green Bay, pero fue en la Semana 10 donde perdió la titularidad. Keenum debutó con Rams el 22 de noviembre ante Baltimore con derrota de 16-13; salió del partido por una contusión.

Nick Foles recuperó la titularidad para la Semana 11 y 12 donde de nuevo perdió con saldo de 4 intercepciones y ningún pase de anotación. Case Keenum tomó los controles desde la Semana 13 y terminó la campaña. Esa temporada fue de 4-7 para Foles, con sólo dos triunfos seguidos, y 3-2 para Keenum; las tres victorias fueron al hilo.

Ya en 2016, las Águilas toman a Carson Wentz en el draft y mandan a Bradford a Vikingos. Keenum pierde la titularidad en Rams ante Jared Goff, mientras que Foles es suplente de Alex Smith en Kansas City Chiefs.

El plan era que Wentz aprendiera un año de Bradford, pero obtuvieron una oferta que no pudieron rechazar antes de iniciar la campaña cuando Bridgewater sufrió una grave lesión en la rodilla. Los Vikingos, con esperanzas de Super Bowl, necesitaban un mariscal de campo.

DE KC A FILADELFIA. Foles se reencontró con el entrenador en jefe que lo reclutó, Andy Reid, después de firmar con los Kansas City Chiefs en agosto del 2016. Doug Pederson, quien era el protegido de Reid, acababa de firmar con los Eagles después de un periodo en Missouri, por lo que la ofensiva en ambos equipos era de las mismas características. El conocimiento que tenía Foles con ese sistema es una de las razones por las que lo firmaron como suplente de Wentz.

El 13 de marzo de 2017, Foles regresó a Filadelfia para ser suplente de Wentz en contrato de 2 años. Keenum se vincula con Vikingos el 31 de marzo por un año.

LAS LESIONES DE WENTZ Y BRADFORD. Problemas en la rodilla pronto pusieron en el hule a Bradford en 2017. Keenum tuvo 14 juegos como titular en su ausencia, llevándolos a una marca de 13-3. Foles tomó el puesto cuando Wentz se lesionó el ligamento en la Semana 14. A pesar que a ratos ha bajado de nivel, los Eagles han ganado los tres partidos en los que él termina en el campo, incluyendo la victoria 15-10 ante los Atlanta Falcons que preparó la mesa.

Case Keenum toma los controles de Minnesota desde la Semana 2 por la lesión de Bradford y completa una marca de 12-3.

Nick Foles suple a Carson Wentz a partir de la Semana 14 y termina la temporada con registro de 2-1 para darle a Filadelfia el número 1 de la Conferencia Nacional.

Ambos ganaron su primer partido de playoffs en su carrera el pasado fin de semana. Foles en su segundo intento y Keenum en su debut en postemporada.

Imprimir