Mundo

Trump cumple primer año de mandato con gobierno cerrado y sin presupuesto

Fracasa en el Senado votación del proyecto de ley de financiamiento a corto plazo, al no alcanzarse los 60 sufragios; divergencias legislativas entre republicanos y demócratas inclinaron la balanza

Los planes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de celebrar su primer año de mandato en una lujosa fiesta en su resort Mar-a-Lago, en Florida, fueron truncados, luego de que el cierre parcial e indefinido de varias dependencias del gobierno federal se concretó, al no ser aprobado un proyecto de ley de gastos a corto plazo, necesarios para financiar al gobierno después de la próxima medianoche, destacaron los periódicos The Washington Post y The New York Times.

El proyecto de ley para mantener abierto el gobierno hasta el próximo 16 de febrero colapsó, justo después de las 22:00 horas locales, después de que un debate para terminar con la votación no obtuviera los 60 votos necesarios en el Senado. Con el vencimiento de la medianoche, los legisladores no habían acordado un plan alternativo. El cierre parcial no afectará que continúen las negociaciones por un presupuesto anual.

La propuesta presentada por los republicanos obtuvo más votos a favor (50) que en contra (48), pero fueron insuficientes para aprobar los fondos, que requerían el apoyo de 60 senadores.

Esta propuesta, que la Cámara de Representantes logró aprobar el jueves, dotaba de financiación al gobierno hasta el 16 de febrero, prolongando así el plazo de negociación entre demócratas y republicanos para unos presupuestos definitivos.

CONDICIÓN. Los demócratas, sin embargo, condicionaron su apoyo a las propuestas de Trump y los republicanos, a cambio de que accedieran a regularizar a los cerca de 800 mil jóvenes indocumentados conocidos como dreamers.

El estatus legal con el que el expresidente Barack Obama dotó a estos jóvenes expira el próximo 5 de marzo, fecha a partir de la cual podrían ser deportados.

Aunque Trump se implicó personalmente en las negociaciones con los demócratas para lograr los fondos necesarios para mantener su gobierno en funcionamiento, éstos no dieron su brazo a torcer.

Contrarreloj, pasado el mediodía de ayer, el líder de la minoría demócrata Charles Schumer acudió a la Casa Blanca invitado de urgencia por Trump para tratar de desbloquear el impasse. Schumer por su lado dijo que “se hicieron progresos” y Trump horas después dijo en un tuit que la reunión fue “excelente” y que se está “avanzando”, pero sin acuerdos.

AFECTACIÓN. El fracaso de la medida implica que el gobierno federal se quedó sin fondos para funcionar a partir de la medianoche, por lo que quedarán suspendidos los servicios no esenciales hasta que se llegue a un acuerdo de financiamiento federal, lo que podría llevar días o semanas.

El gobierno comenzó su cierre la madrugada de este sábado y sólo mantendrá abiertas las oficinas esenciales con reducción de personal que no recibirá salario.

En el área de Defensa: La mitad de los 742 mil empleados civiles del Pentágono estará de licencia sin goce de sueldo. Pero las operaciones militares continuarían normalmente, aunque los soldados podrían recibir su pago atrasado si el bloqueo continúa en febrero.

Parques y museos: Los 368 parques nacionales y museos estarían cerrados, incluidos los principales museos y el zoológico de Washington. El estado perdió 500 millones de dólares en ingresos en 2013, según la Casa Blanca.

Visas y pasaportes: el procesamiento de las solicitudes de visa y pasaporte sería más lento y su emisión se retrasaría.

ECONOMÍA. Investigación: Los Institutos Nacionales de Salud (NIH), centros de investigación médica y dejarían de aceptar nuevos pacientes para tratamientos experimentales.

Administración: La mayoría de las agencias federales verían sus efectivos reducidos, lo que provocaría demoras en la recaudación y reembolso del impuesto a las ganancias, en las autorizaciones de comercialización de medicamentos, en los préstamos públicos a pequeñas y medianas empresas, en el seguro público para compradores de bienes raíces, en las solicitudes de atención para exsoldados.

En Washington: La capital federal, financiada directamente por el Congreso, no tendría fondos para su recolección de basura, limpieza de calles y servicios de biblioteca. Las escuelas y el transporte público continuarían funcionando.

Exenciones: La Casa Blanca, el Congreso, la justicia, la policía, el transporte aéreo, los servicios postales y los servicios considerados esenciales para la seguridad y la protección del país no se verían afectados. La investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la posible interferencia rusa en la campaña electoral de 2016 continuará.

Impacto económico: La Casa Blanca calcula entre 2 mil millones y 6 mil millones de dólares la pérdida de producción.

Imprimir