James Mattis

El secretario de Defensa presentó la nueva estrategia de seguridad estadunidense y anunció que en ésta se priorizarán acciones contra la amenaza de otras potencias como China y Rusia y la de “regímenes canallas” como Corea del Norte e Irán y les advierte “que EU no piensa ceder su hegemonía mundial”. Añade que se dejará en segundo plano la lucha contra el terrorismo islamista. La decisión revela el absurdo de una geopolítica que no busca el entendimiento sino la intimidación.

 

 

Imprimir

Comentarios