Mundo

Trump no negociará sobre inmigración hasta que reabra el gobierno: Casa Blanca

La línea dura republicana dificulta negociación para reabrir la administración de EU; líder conservador en el Senado convoca otra votación para la madrugada del lunes

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, dijo que si no hay respuesta favorable a sus demandas no cederán a la postura republicana para revertir el cierre del gobierno.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, informó ayer que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no negociará sobre inmigración --como exige la oposición demócrata-- hasta que se reabra el gobierno, cerrado parcialmente desde el primer minuto de ayer por falta de acuerdo en el Congreso para aprobar un presupuesto federal.

“El presidente no negociará sobre una reforma migratoria hasta que los demócratas dejen de hacer juegos y reabran el gobierno”, afirmó la portavoz de la Casa Blanca.

Trump, precisó Sanders, es informado regularmente de la situación por miembros de su gobierno y del Congreso, donde la Cámara de Representantes y el Senado se reunieron ayer para tratar de buscar una salida a la crisis.

RESPONSABLES. “Estamos comprometidos a garantizar que se protege al pueblo estadunidense, especialmente nuestras grandes Fuerzas Armadas y los niños más vulnerables”, agregó la portavoz presidencial.

El comunicado se emitió después de que Trump, a través de Twitter, acusara horas antes a la oposición demócrata de provocar a última hora del viernes el cierre parcial de la administración, justo el día en que se cumplió un año de su llegada al poder.

“Los demócratas están mucho más preocupados por los inmigrantes ilegales que por nuestras grandes Fuerzas Armadas o la Seguridad en nuestras peligrosa frontera sur. Ellos podrían fácilmente haber alcanzado un acuerdo, pero decidieron jugar a la política del cierre”, afirmó.

NEGOCIACIÓN. Mientras esto ocurría, republicanos y demócratas seguían negociando a contrarreloj en el Senado la reversión del cierre del gobierno. Sin embargo, la postura del ala dura republicana ha frenado los avances.

Las posibilidades de un acuerdo no son menores, pero las diferencias sobre el futuro de los “dreamers”, principal exigencia de los demócratas para prorrogar los fondos, parece insalvable ante la insistencia de Trump de no aceptar ningún pacto al respecto.

Ante esta situación, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, convocó una votación a la una de la madrugada del lunes, donde estará sobre la mesa únicamente la extensión de la financiación federal hasta el 8 de febrero y ningún tema o condición.

 

Imprimir