Mundo

Merkel y el euro se salvan tras el sí socialdemócrata

Foto de archivo de Merkel y Schulz.

Los socialdemócratas alemanes decidieron ayer negociar una gran coalición con los democristianos de la canciller Angela Merkel, evitando así en el último momento un lunes negro para el euro y para la estabilidad tanto de la primera economía del viejo continente como de la Unión Europea, ya que un nuevo fracaso habría abierto las puertas a nuevas elecciones en la primera economía del viejo continente.

La sombra del presidente francés, Emmanuel Macron, se extendió sobre el congreso extraordinario que el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), celebra en Bonn, donde los defensores de una nueva alianza con los conservadores apelaron a su responsabilidad con el país y con Europa.

El líder del SPD, Martin Schulz, reveló ante el plenario que la víspera le había llamado Macron, presencia constante en su discurso desde que dio un giro de 180 grados y pasó de rechazar de plano un nuevo gobierno con Merkel a abogar por esa alianza.

Contra la extrema derecha. Schulz defendió su cambio de parecer por la necesidad de que el SPD frene un posible giro a la derecha de Merkel y los cristianodemócratas alemanes ante el auge de la ultraderecha en el país.

Su discurso este domingo no despertó pasiones y el resultado lo dejó claro: sólo un 56.4 por ciento de los delegados apoyó comenzar negociaciones formales de coalición con el bloque conservador.

Los líderes socialdemócratas deberán ahora esforzarse por mejorar lo conseguido en el preacuerdo firmado el pasado 12 de enero, que comenzaba precisamente con un extenso capítulo dedicado a la política europea.

Merkel, satisfecha. La canciller alemana, Angela Merkel, celebró el “sí” de los socialdemócratas a emprender negociaciones con su partido, que auguró serán “intensas”. “Nos queda mucho trabajo por delante”, señaló.

 

Imprimir