Incremento de precios del crudo pega a las gasolinas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 21 de Enero, 2018

Incremento de precios del crudo pega a las gasolinas

En los últimos 12 meses, el Brent aumentó hasta 23%, mientras que el WTI lo hizo en 11.9% y la mezcla mexicana casi 40%

Incremento de precios del crudo pega a las gasolinas | La Crónica de Hoy

En el último año los precios internacionales del crudo se dispararon: El Brent aumentó 23.85 por ciento, para tocar los 70.35 dólares, mientras que el WTI se incrementó en 11.9 por ciento para llegar a los 60.94 dólares; y la mezcla mexicana pasó de los 44 dólares a los 59 dólares, lo cual ha impactado los precios de los combustibles en México.

Tras la liberación de los precios de las gasolinas en nuestro país, los combustibles quedaron sujetos a la volatilidad de diversos factores, entre ellos, la fluctuación de los precios internacionales de referencia.

Así, las gasolinas se han comportado en línea con la racha alcista de los precios internacionales del crudo. En enero de 2017 la gasolina Magna se vendía en 16 pesos por litro y tras doce meses llegó a tocar los 17 pesos en algunas gasolineras de la Ciudad de México, un incremento de 6 por ciento en enero de este año. La gasolina Premium observó un precio de 17.99 pesos por litro hace un año, mientras que en enero de 2018 ha tocado los 19.05 pesos, lo que representa un aumento de 6 por ciento.

Por otro lado, el incremento de los precios internacionales del crudo tiene repercusiones inmediatas en las economías latinoamericanas, tanto para los países que son productores como los que consumen este energético, pero es una coyuntura que se prevé sea temporal y los gobiernos deben aprovechar para sacarle ventaja, opinó Alfredo Barragán, especialista en banca de la Universidad de Los Andes y consultor.

La primera señal favorable es que por cada barril vendido hay más dólares en el mercado y por ello las monedas locales se fortalecen, permitiendo compensar en parte sus déficits en cuenta corriente, con cifras muy altas en algunos países, como es el caso de Colombia, Brasil y Venezuela, cuyas finanzas dependen en gran medida del petróleo.

Imprimir