Negocios

Inteligencia artificial revoluciona selección de personal y detección de fraudes

Ventajas. A través un software que mide el comportamiento del solicitante en diversos escenarios de trabajo, agilidad mental, tiempo de respuesta y hasta ética profesional. La IA sigue casos de lavado de dinero

Hacer una entrevista para ingresar a un nuevo trabajo, detectar posibles fraudes o lavado de dinero, aprender idiomas o analizar riesgos para cerrar negocios son actividades empresariales que están evolucionando gracias a un elemento: En ellas ya se aplica la inteligencia artificial para lograr mayores eficiencias, de acuerdo con expertos y empresas.

El concepto de Inteligencia Artificial no es nuevo; nació en 1956 en una conferencia en el Dartmouth College de Estados Unidos. Es una rama de la computación e informática que pretende  desarrollar una tecnología capaz de proveer a las computadoras capacidades de razonamiento similares a los de la inteligencia humana, para resolver problemas.

Los científicos de Dartmouth predijeron desde ese entonces que cualquier máquina sería capaz de hacer cualquier cosa que haga una persona, como ser campeón mundial de ajedrez. Algunas de esas predicciones en cierta medida han comenzado a cumplirse.

En México compañías como Atento ya utilizan esta tecnología para el reclutamiento de personal, mediante un software que realiza pruebas para medir el comportamiento del solicitante en diversos escenarios de trabajo y que brindan a los reclutadores un diagnóstico para elegir el mejor candidato.

A través de algoritmos programados, el software enfrenta al aspirante a diversos eventos simulados acordes al puesto solicitado, de manera que la computadora puede registrar las decisiones que tomaría el trabajador en caso de ser contratado, ya sea en un escenario de alta presión o con severas consecuencias en caso de fallo.

Entre los elementos que la computadora también evalúa se encuentran las capacidades intelectuales, tales como la agilidad mental y tiempo de respuesta, así como la ética profesional y la forma en que el aspirante se relacionaría con sus compañeros. De esta manera la empresa puede programar ejercicios que pueden diagnosticar si el perfil del aspirante va acorde con la visión y requerimientos profesionales de la firma.

Sin sustituir al humano. A pesar de contar con programas sofisticados que ayudan en el reclutamiento, la participación del valor humano está lejos desaparecer, señala Atento, ya que este proceso de evaluación mediante inteligencia artificial forma parte del primer paso de un proceso conocido Prehiring, el cual se compone también de pruebas psicológicas realizadas vía internet y presencial por parte de un evaluador humano.

Posteriormente se llega al proceso de evaluación presencial y entrevista, con los cuales, gracias al diagnóstico realizado por la computadora, se mejora en 35 por ciento la predicción de efectividad que tendrá el nuevo trabajador, y de esta manera se logra personalizar el proceso de selección y optimizar la toma de decisiones al momento de realizar la contratación.

IA contra el lavado de dinero. Por otro lado, la firma tecnológica de Pensilvania, Quanta Verse, desarrolló un sistema de inteligencia artificial para monitorizar e identificar los delitos financieros. En 2016 este sistema permitió descubrir el lavado de dinero del Grupo Waked International (WISA) quienes operaban tiendas en Latinoamérica y cuyos dueños fueron sentenciados.

Quanta Verse compara millones de operaciones, facturas, cheques o depósitos que se realicen legalmente y cruza esos datos para rastrear facturas falsas o movimientos anómalos. El sistema sigue la ruta del dinero y analiza el comportamiento de los usuarios bancarios para generar relaciones entre personas en todo el mundo, a fin de saber quién y dónde se realizan los pagos. Si el sistema detecta irregularidades, por ejemplo si alguna empresa de electrodomésticos ha emitido muchas facturas para comprar grandes cantidades de madera, entonces Quanta Verse  envía una alerta a los sistemas policiacos para que hagan las investigaciones correspondientes.

Para el cierre de negocios. De acuerdo con un análisis de la firma LogMe In, en este año la inteligencia artificial jugará  un papel más determinante para el cierre de negocios y ventas.

El reconocimiento facial se integrará a las herramientas de colaboración remota para leer señales visuales. Ello permitirá que el organizador de una reunión de negocios modifique el rumbo de la conversación si es necesario e informe sobre las acciones a seguir.

“Por ejemplo, un vendedor sabrá qué probabilidades hay de que se cierre un acuerdo de negocios o informar a un publicista que la idea que están presentando a los clientes no está teniendo la repercusión que se esperaba”, destaca la empresa.

Por otro lado, se espera que las empresas utilicen con mayor intensidad programas conocidos como chatbots, un software con inteligencia artificial para la atención al cliente. La empresa Taco Bell ya utiliza una plataforma de chatbots para gestionar los pedidos de comida, a través de una conversación entre el cliente y el software.

De acuerdo con la Encuesta CCW Digital 2017, el 80 por ciento de las empresas utilizarán inteligencia artificial para actividades de atención a clientes en 2020.

Aprender con inteligencia artificial. La Inteligencia Artificial ya está a la mano de de las personas que desean aprender idiomas. La aplicación para celular denominada “Parla” analiza el comportamiento, pronunciación y forma de estudiar para facilitar el aprendizaje. Además mide la evolución del estudiante y evalúa sus avances. Otro ejemplo de este tipo de aplicaciones es ThirdLeap Math, que opera de manera similar pero sirve para entender matemáticas.

Predicciones cumplidas. Si bien hasta ahora no se la logrado que una máquina emule totalmente el razonamiento de un ser humano, sí se han registrado avances en las predicciones que los científicos formularon a mitad del siglo pasado.

En 1997 la computadora “Deep Blue” de IBM se hizo famosa mundialmente luego de que logró derrotar al entonces campeón mundial de ajedrez, Gary Kasparov.

En 2011, Watson, la computadora más potente desarrollada por IBM, derrotó a los campeones del programa televisivo de conocimientos “Jeopardy!”, Ken Jennings y Brad Rutter.

Imprimir