Espectáculos

Falleció Jim Rodford, bajista de The Kinks

“Con profunda tristeza esta mañana me he enterado de que mi querido primo y amigo de por vida, Jim Rodford, murió esta mañana después de caerse por unas escaleras”, escribió el músico Rod Argent, en la página oficial del grupo The Zombies, el pasado sábado para dar a conocer la noticia del deceso del bajista.

La huella que deja Rodford en la historia de la música no es poca cosa. Se había unido a The Kinks, una de las bandas británicas más importantes que aparecieron en la década de los 60, en 1978 y fue parte del grupo hasta su disolución en 1996. No obstante, la banda estuvo en activo de forma intermitente durante tres décadas, con actuaciones puntuales como la que tuvieron en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Temas como “You really got me”, para muchos fue el antecedente del punk y el heavy metal por su furioso riff; “Waterloo sunset” y “All day and all of the night”, The Kinks fue un grupo fundamental en los años 60, con un éxito apenas menor en su Gran Bretaña natal al de The Beatles y The Rolling Stones.

El legado de esta influyente banda británica, coetánea también de The Who y The Animals­está compuesto por 23 discos de estudio, de Kinks (1964) a Phobia (1993).  Desde 2004 se puso al servicio de The Zombies, otro grupo surgido en Gran Bretaña en los 60. También tocaba en las bandas The Swinging Blue Jeans y The Kast Off Kinks.

“Su compromiso fue inquebrantable, y su lealtad y energía, increíbles. Hasta el final, la vida de Jim, nacido en 1941, ha estado dedicada a la música”, añadió Argent en el comunicado que contenía un emotivo homenaje que concluyó con las siguientes palabras: “Le vamos a echar increíblemente de menos. Descansa en paz y que Dios te bendiga querido amigo”.

El músico Dave Davies, uno de los miembros fundadores de The Kinks, también rindió en su cuenta de Twitter un sentido homenaje a su excolega, cuya “repentina pérdida” le ha dejado “devastado”.

“Estoy demasiado destrozado para expresarme con palabras. Es un shock, siempre pensé que Jim viviría para siempre”, destacó Davies, al describir al mítico bajista como “gran amigo, gran músico, gran hombre” y “una parte integral” de The Kinks.

Imprimir