Más mujeres en la política - Rosa Gómez Tovar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 22 de Enero, 2018
Más mujeres en la política | La Crónica de Hoy

Más mujeres en la política

Rosa Gómez Tovar

Se ha cumplido un año del mandato de Donald Trump al frente de la Presidencia de Estados Unidos, y si bien para muchos temas esto ha significado un claro retroceso en la solución de los principales problemas no sólo de ese país sino de la agenda global, este aniversario también ha estado marcado por una gran noticia.

El sábado y domingo pasado se movilizaron millones de mujeres en defensa de sus derechos, la igualdad de género y un alto al machismo y la misoginia. Así también, enfilándose a las elecciones intermedias de este 2018 en el país vecino, una de las consignas más importantes de las movilizaciones del día de ayer fue la búsqueda de apoyo político para candidatos de ideología progresista y que promuevan una agenda de equidad de género.

Así, un movimiento que empezó como rechazo a un presidente misógino, ahora se está encausando a un movimiento político que tenga un impacto en las urnas. Esto es, sin duda, una consecuencia del contexto generalizado del reclamo en contra del acoso sexual que se han sintetizado en el hashtag #MeToo (Yo también) y la iniciativa Time’s up, así como los escándalos, tanto en la farándula como en el deporte, protagonizados por Harvey Weinstein y el Dr. Larry Nassar, ambos acusados de abuso sexual. Éstos temas indudablemente han generado un gran debate respecto de cómo deberían comportarse los hombres y los límites que deben existir en las relaciones laborales y personales, y aunque no haya una sola postura sobre el deber ser, lo cierto es que en nuestra sociedad cada vez se discute más sobre este tema. No obstante, para que esta discusión pase de las pláticas cotidianas a políticas que incidan en la situación de la mujer en todos los ámbitos, es indispensable que en los cargos públicos se ubiquen más mujeres —¿y por qué no hombres?— que estén dispuestas(os) a poner sobre la mesa y el presupuesto, los cambios necesarios.

En la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, de las 500 posiciones, 213 son ocupadas por mujeres, esta es la cifra más alta en porcentaje respecto a cargos electos en nuestro país, ya que en el caso de senadoras, la proporción es menor al ser el 38 por ciento.

Aunque la situación es mejor en los congresos locales, la posición de las mujeres aún no es equitativa, de mil 132 escaños en total, el 40 por ciento es para diputadas locales.

La peor situación se encuentra en el Poder Ejecutivo a nivel local. Al día de hoy, de 32 entidades federativas en la República Mexicana únicamente hay una gobernadora, mientras que de los más de 2 mil 400 municipios, sólo el 14 por ciento se encuentra encabezado por una mujer.

La inequidad de ingresos de la mujeres, la baja proporción de puestos directivos, la mayor proporción de mujeres trabajadoras con un empleo informal con nula seguridad social, la alarmante cifra de feminicidios, de abuso sexual y de acoso laboral en contra de nuestro sexo, no se encuentran entre los principales temas de los políticos, no son asuntos que les generen votos, a menos que nos unamos como lo han hecho en Estados Unidos, y exijamos que se incluyan en las propuestas de políticas y sean impulsados de ahora en adelante.

El contexto de exigencia actual nos favorece y hay que aprovecharlo.

rosagomeztovar@outlook.com

 

Imprimir

Comentarios