La Esquina

La semana que empieza será decisiva para el futuro del TLCAN. Los negociadores han generado espacios para acuerdos razonables. Sin embargo, todo pende de un hilo: el de la limitada racionalidad económica del presidente de Estados Unidos. En estos días se sabrá de qué material está hecha la delegación mexicana. Esperemos que sea del que es más flexible y más resistente a la vez.

 

Imprimir

Comentarios