José Ramón Amieva

La Ciudad de México ocupa el primer lugar en el país en recuperación de armas de fuego a través del programa de desarme voluntario, que está bajo su mando y que ha logrado, en cinco años, retirar de las calles 33 mil armas de fuego y explosivos. Para este año el presupuesto para esta tarea será de 25 millones de pesos, puesto que habrá un aumento del 20 por ciento en el monto de canje que se entrega al ciudadano por arma, como incentivo para que las familias se acerquen a los módulos. Bien por esta tarea.

 

Imprimir

Comentarios