Negocios

Kimberly-Clark recortará más de cinco mil empleos

Planea cerrar o vender 10 de sus 91 fábricas de producción en todo el mundo.

Foto: Archivo

La compañía Kimberly-Clark, fabricante de productos de consumo en papel y cuidado personal, anunció hoy que planea recortar entre cinco mil y cinco mil 500 trabajadores, un 13 por ciento de su fuerza de trabajo, como parte de un plan de restructuración para reducir costos ante las bajas ventas.

La compañía, con sede en Dallas, informó este en un comunicado que planea cerrar o vender 10 de sus 91 fábricas de producción en todo el mundo.

Kimberly-Clark, fabricante de los pañales Huggies y pañuelos Kleenex, entre otros productos, señaló que las medidas deberán conducir a reducir más de dos mil millones de dólares en costos durante los próximos cuatro años.

La compañía opera en todo el mundo, pero aproximadamente la mitad de los recortes de empleos se realizará en América del Norte y dependerán de las necesidades del negocio y las negociaciones con los sindicatos y otros grupos laborales.

Los planes de reestructuración se anunciaron al mismo tiempo que la compañía informó de un aumento del 22 por ciento en las ganancias, pero indicó que las ventas solo se incrementaron en el 1.0 por ciento, lo que es insuficiente para crecer.

Los nuevos recortes harán a la compañía "más ágil, más fuerte y más rápida y competitiva", dijo Tom Falk, presidente y director general de Kimberly-Clark.

“Creemos que, con el tiempo, nuestro Programa de Reestructuración Global 2018 acelerará nuestro retorno para cumplir nuestros objetivos de crecimiento a largo plazo”, señaló Falk.

“Los cambios que estamos realizando mejorarán nuestra rentabilidad subyacente, proporcionarán más flexibilidad para invertir en oportunidades de crecimiento y nos ayudarán a competir aún más eficazmente”, agregó.

En entrevista con el periódico The Wall Street Journal, Falk dijo que la reducción de las ventas proviene en parte por una caída inesperada en la tasa de natalidad de Estados Unidos.

A medida que los jóvenes millennials retrasan el inicio de las familias, la tasa de natalidad disminuyó en 2016 y hasta la primera mitad de 2017, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Para empeorar las cosas, las cadenas minoristas como Amazon, Walmart y Público están exigiendo precios de venta al por menor más bajos en una lucha por la participación en el mercado.

ijsm

Imprimir