Nacional

“¿Que se fue Gaby? ¡El PAN está más fuerte que nunca!”

El precandidato presidencial de la alianza Por México al Frente, Ricardo Anaya, minimizó las recientes renuncias de diversos personajes del PAN a su militancia, para incorporarse a Morena o al PRI, y aseguró que el blanquiazul, “está más fuerte que nunca”, y junto con el PRD y Movimiento Ciudadano, ganará la Presidencia de la República en julio de este año.

Antes de encontrarse con estudiantes de la Universidad de Guadalajara, Anaya Cortes afirmó que en esta época electoral “los reacomodos son naturales”, y afirmó que Julio Di-Bella “es amigo de la infancia de (José Antonio) Meade, y no me sorprende que esté con él”.

En cuanto a la senadora Gabriela Cuevas, quien renunció a 23 años de militancia para obtener una candidatura de Andrés Manuel López Obrador, vía Morena, el panista evitó emitir una opinión porque conoce y respeta desde hace muchos años, dijo, a la legisladora.

Por otra parte, Anaya Cortes volvió a hacer una dura autocrítica a los gobiernos federales del PAN, el primero de Vicente Fox, de 2000 a 2006, y de Felipe Calderón, de 2006 a 2012, porque ninguno de los dos, aseguró, “cambió al régimen; mantuvieron las estructuras del sistema político del PRI intactas”.

Puso como ejemplo, el llamado Pemex-gate, en el sexenio foxista, desde donde se desviaron mil millones de pesos a la campaña electoral del PRI vía el sindicato de la entonces paraestatal, y a su dirigente, Carlos Romero Deschamps, “no se le tocó ni con el pétalo de una rosa”, y recientemente fue reelecto en el cargo, afirmó.

Luego, en la administración del presidente Felipe Calderón, recordó, no sólo se entregó el sistema educativo a Elba Esther Gordillo, sino que la estrategia contra el crimen organizado “fue un absoluto fracaso” y dejó decenas de miles de muertos”.

En el evento, al que acudió el rector de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo, y el alcalde con licencia de la capital del estado, Enrique Alfaro, entre otros, el inminente candidato presidencial condenó, por otra parte, “el endeudamiento demencial” de este gobierno federal, que rebasa el 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), equivalente a 450 mil millones de pesos anuales, tan sólo por concepto de intereses.

A sus anfitriones estudiantes, quienes le interrumpieron con aplausos hasta en cuatro ocasiones su discurso, Ricardo Anaya les dijo que ese pago de intereses representa, cada año, el presupuesto que se otorgaría a la Universidad de Guadalajara en los próximos 35 años.

Imprimir