La corrupción “arruina los corazones”: Papa | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 24 de Enero, 2018

La corrupción “arruina los corazones”: Papa

La corrupción “arruina los corazones”: Papa  | La Crónica de Hoy

El Papa Francisco advirtió que la corrupción “arruina los corazones” y “es más peligrosa que la influenza”, por ello pidió el compromiso de todos contra esta plaga, de la cual nadie está exento.

Esto durante su audiencia pública semanal que pronunció ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro del Vaticano y durante la cual repasó su más reciente visita apostólica por Chile y Perú.

Al revivir su paso por territorio chileno recordó el “sufrimiento compartido” por “algunas heridas” que afligen a la Iglesia en aquel país y reafirmó su rechazo a cualquier situación relacionada con los abusos sexuales contra menores.

También habló de su visita a la Araucanía, donde habitan los indios Mapuche; aseguró que acompaña los dramas y las dificultades de este pueblo, pero ratificó su llamado a una paz que sea armonía en las diversidades, además de su repudio a todo tipo de violencia.

“Siempre existen conflictos: también en casa, pero tratar mal los conflictos es aún peor. No se debe esconder los conflictos bajo la cama, los conflictos salen a la luz, se afrontan y se resuelven con el diálogo”, precisó, hablando en italiano.

Sobre su reunión con presas en el Penitenciario Femenino de Santiago de Chile, defendió el derecho de esas mujeres a exigir, a sí mismas y a las instituciones, un serio camino de preparación a la reinserción como horizonte que da sentido a las penas cotidianas.

“Nosotros no podemos pensar una cárcel, cualquier cárcel, sin esta dimensión de reinserción porque si no existe esta esperanza se vuelve una tortura infinita”, estableció.

Afirmó que cuando se trabaja para reinsertar a la sociedad mediante el trabajo, incluso a los condenados a cadena perpetua, se abre un diálogo positivo.

Reconoció que su llegada a Chile estuvo precedida por algunas manifestaciones de protesta, por diversos motivos, que hicieron aún más vivo y actual el lema de su visita: “Mi paz os doy”.

“No sólo cada uno de nosotros tiene necesidad de paz, también el mundo, hoy, en esta tercera guerra mundial a pedazos… ¡Por favor, recemos por la paz!”, añadió.

Imprimir