Academia

Desarrolla UNAM método con luz y nanomateriales que elimina contaminantes del agua

Los compuestos nocivos en los que se enfocaron están presentes en productos como medicamentos, desodorantes, antibacteriales o jabones.

Foto: Archivo

Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollaron un método para eliminar, con luz y nanomateriales, los contaminantes emergentes en el agua que pueden detonar enfermedades como el cáncer.

Los investigadores del Laboratorio Universitario de Nanotecnología Ambiental (LUNA) del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico han perfeccionado el método de fotocatalización para eliminar con rapidez y casi en su totalidad los químicos en el agua, que son difíciles de suprimir con tratamientos tradicionales.

El investigador del laboratorio, Juan Carlos Durán Álvarez, explicó que los compuestos nocivos en los que se enfocaron están presentes en productos como medicamentos, desodorantes, antibacteriales o jabones, que por su uso frecuente entran en el ambiente de manera constante mediante los líquidos residuales.

“Lo hacen en concentraciones bajas y así, poco a poco, afectan a los organismos con los que tienen contacto; quizá la manifestación de estas afecciones no sea brutal, pero sí de gran impacto”, indicó para UNAM Global.

Señaló que uno de los principales problemas de esos químicos es que, además de tener una larga vida, algunos como los antibióticos, pasan intactos por las instalaciones de las plantas de tratamiento, que usan bacterias como estrategia de limpieza hídrica, lo que resulta inútil.

“A menudo las bacterias deben lidiar con contaminantes cuyas moléculas son abundantes en iodo y, aunque no son su alimento preferido, al intentar consumirlas generan rompimientos moleculares que dan pie a las llamadas aminas, que son carcinogénicas”, expuso.

Subrayó que si se desea evitar situaciones de este tipo, "nuestra mejor alternativa es degradar completamente las moléculas hasta llegar a la mineralización, es decir, oxidarlas hasta que no quede más nada que carbono, C02 y algunos iones, algo que podemos lograr con la fotocatalización heterogénea".

En el LUNA, Durán Álvarez desarrolló un método de fotocatalización con base en semiconductores nanométricos que al ser expuestos a la luz generan radicales hidroxilo extremadamente oxidantes y muy reactivos con todo lo que hay a su alrededor.

Indicó que el material más noble para tratar agua bajo este método es el óxido de titanio (TiO2), que es fácil de sintetizar y no tóxico, aunque muy activo.

Mencionó que otra de las ventajas del método desarrollado es que además de eliminar los químicos del agua, la desinfecta, pues “la fotocatálisis también puede romper membranas bacteriales, su ADN queda tan afectado que le es imposible reproducirse”.

El especialista comentó que la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México se interesó en su investigación y le ofreció un proyecto de dos años, cuya etapa final consiste en poner en marcha una planta piloto.

“Tras probar el concepto en pequeño pasamos al nivel de microplanta; ahora haremos algo parecido para movernos a una escala piloto. Si me pidieran un porcentaje de avance en cuanto a nuestro objetivo final, diría que llevamos un 60 por ciento”, concluyó.

ijsm

Imprimir