Espectáculos

The National ofrece bestial concierto

Una noche llena de emotividad fue la que ofreció la banda estadounidense de rock alternativo The National, ayer por la noche en el Pepsi Center, como parte de su gira mundial Sleep Well Beast, en un concierto que provocó reacciones desde el vaivén melodioso hasta los saltos frenéticos.

Apenas pasada las 21:00 horas salió a escena la banda conformada por la voz inigualable de Matt Berninger, los dos pares de hermanos Aaron y Bryce Dessner y Scott y Bryan Devendorf, quienes tras un saludo rápido y contundente pasaron a interpretar el primer tema del evento, “Nobody else will be there” del más reciente álbum y que lleva por nombre la gira internacional, canción que provocó los gritos de los asistentes.

Seguida de “The system only dreams in total darkness” y “Guilty party” del álbum Boxer así como “Walk It Back” del más reciente álbum Sleep Well Beast, el público cantó a coro cada estrofa y moviéndose rítmicamente con las tonadas, parecían hechizados por la voz de barítono de Matt Berninger.

Bajo un ambiente repleto de luces multicolor la agrupación originaria de Cincinnati, E.U., interpretó “Don't Swallow the Cap”, “Bloodbuzz Ohio”, “Squalor Victoria”, “I Need My Girl” y “Conversation 16” éxitos ya establecidos de la banda y que no se quedaron sin los cantos al unísono de los fanáticos.

Con un inmueble lleno en su totalidad la banda estadounidense provocó un sinnúmero de alaridos con su música en constante contraste, con riffs frenéticos y melodías tranquilas, al interpretar “I'll still destroy you”, “Dark side of the gym”, “Sorrow”, “Turtleneck” y “Slow show”.

Ya casi para finalizar el concierto, sin descansar prácticamente nada y bajo el constante vitoreo del público, los creadores de siete discos tocaron de su quinto álbum High Violet la canción “England”, y de su álbum en promoción Sleep Well Beast, sonó “Carin at the liquor store” y con un arrebato de locura por parte del vocalista al bajarse del escenario y fundirse con el público para cantar “Day I die” del disco Boxer.

El espectáculo llegó a su presunto fin con “Fake empire” y una de las canciones más queridas y reconocidas según algunos de los fanáticos en el concierto, “About today” del álbum Warrior, tema que es soundtrack  del filme del mismo nombre o La última pelea en español del 2011.

La gente no abandonaba el lugar, tenían la esperanza de que los músicos regresaran para tocar algunas canciones más, aplaudían, silbaban, gritaban y se mecían de lado a lado coreando el nombre de la banda, la cual regreso agradeciendo por el cariño mostrado por el público.

Inmediatamente sorprendieron a los fanáticos con la interpretación de uno de “los clásicos americanos” como diría Berninger, “The KKK took my baby away”, canción de una de las bandas más trascendentes y pioneras del punk estadounidense de los años 70, 80 y 90, Ramones.

Finalmente, concluyeron el concierto con tres canciones  más “Mr. November” de su disco Alligator, “Terrible Love” y “Vanderlyle Crybaby Geeks” del material High Violet, tema que tocaron de forma acústica y bajo el coro unánime de los fanáticos y no tan fanáticos.

 

lrc

Imprimir