Ciudad

La PGJ inicia proceso penal contra agresor de morenistas en Coyoacán

Si comprueban que el exfuncionario Luis Ernesto Escalona es culpable, podrían darle una condena de 14 años por el delito de ataques a las vías de comunicación con violencia en pandilla y lesiones calificadas

La Procuraduría capitalina inició proceso penal contra Luis Ernesto Escalona, exfuncionario de la delegación Coyoacán, quien participó en los desmanes del 3 de diciembre en un mitin de Claudia Sheinbaum.

El procurador Edmundo Garrido informó que el acusado —­que dejó de trabajar en la demarcación perredista desde diciembre pasado—, fue presentado ante un Juez de Control, quien le dictó como medida cautelar presentarse a firmar cada quince días, mientras continúan las indagatorias.

Garrido dijo que dos personas más, que ya fueron requeridas, no se han presentado a la Procuraduría, por lo que únicamente tienen hasta el día de mañana para hacerlo, si no es así, se les girará una orden de presentación.

Explicó que el 4 de enero, diputados de la Asamblea Legislativa denunciaron los hechos suscitados en la demarcación, por lo que fueron anexadas las pruebas que mostraron a fin de complementar la carpeta de investigación que de oficio se había abierto.

El material fue analizado por las áreas de inteligencia de la Policía de Investigación de la PGJ y se logró la identificación de los agresores.

El abogado de la Ciudad de México comentó que a partir de las investigaciones se logró la identificación de ocho personas. Hasta el momento la dependencia capitalina sólo cuenta con el nombre y apellido de tres de ellos.

“Al momento se ha ubicado a ocho personas desplegando conductas violentas, arrojando sillas, piedras y palos con el fin de causar un daño. Tres de ellos fueron identificados con nombres y apellidos”.

“La persona que ayer se condujo al Juez de Control, checamos y pertenecía a la delegación Coyoacán. Al momento de los hechos él ya no era servidor público de esa demarcación”, refirió Garrido.

El funcionario aclaró que Escalona permanece en su casa, sin embargo debe acudir a firmar cada 15 días.

Lo anterior, según Garrido, ya que los delitos de lesiones calificadas y ataques a las vías de comunicación no están en el catálogo del Código Nacional que amerite prisión preventiva oficiosa.

No obstante, de encontrarse que el exfuncionario es culpable podría alcanzar una condena de 14 años por el delito de ataques a las vías de comunicación con violencia en pandilla y lesiones calificadas en pandilla, las cuales tardan en sanar más de 15 días y menos de 60 días.

Los otros cinco agresores, señaló, están pendientes de identificar; dijo que el área de servicios periciales está trabajando en coordinación con las áreas de inteligencia y Policía de Investigación.

Sobre el tema, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, indicó que con estas acciones se da cumplimiento a su compromiso de que estos hechos no quedarían impunes.

“En el compromiso que tenemos ahí está la primera persona, el primero de los probables responsables ya presentado al juez de control y la misma habrá de seguir respecto de las personas subsecuentemente, van siendo identificadas conforme se va avanzando en esta indagatoria”, aseveró el ejecutivo local.

Imprimir