Una cruzada por la seguridad con muchos lugares comunes - Cecilia Téllez Cortés | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 25 de Enero, 2018
Una cruzada por la seguridad con muchos lugares comunes | La Crónica de Hoy

Una cruzada por la seguridad con muchos lugares comunes

Cecilia Téllez Cortés

La cruzada por la seguridad que presentó el precandidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, suena bien, como propuesta, sobre todo en aquello de que para golpear a los delincuentes se buscará darles donde presumiblemente más les duele: incautarles dinero, bienes y armas.

¿Cómo le van a hacer? Porque no es la primera vez que escuchamos que existe la necesidad de quitar las armas a los delincuentes.  Existen programas de despistolización en el país y no han tenido mucho éxito.

De hecho, en septiembre pasado, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) admitió que en lo que va de la actual administración se redujo 65 por ciento, el armamento entregado a dicha dependencia por parte de la población mediante la Campaña de Canje de Armas de Fuego, mejor conocida como despistolización.

Eso entre la población común. Pero  no veo a muchos corriendo atrás de un largo convoy con alrededor de 30 integrantes de la delincuencia organizada que en ocasiones son superiores en estado de fuerza al de las policías que los persiguen y que portan armas conocidas como “cuernos de chivo” o incluso otras más sofisticadas.

Si uno se encuentra con ellos, porque suponemos que la casualidad nos va a llevar a ellos, de lo contrario ya hubieran ido a sus escondites por sus bienes, ¿Qué les vamos a decir? ¿Señor delincuente, ándele, deme su arma, sí?

La propuesta la dio a conocer Meade Kuribreña durante el foro nacional “Puntos de Encuentro: Seguridad y Justicia”, el cuarto en su tipo organizado por la Fundación Colosio en lo que va de la precampaña y ante especialistas en derecho, seguridad y ciencias penales, el exsecretario planteó también homologar las leyes y las instituciones a nivel estatal y federal, para que los delitos sean investigados y castigados bajo un mismo criterio; la creación de un sistema integral que permita identificar a los criminales, sus bienes y sus movimientos financieros.

Asimismo,  se pronunció por fortalecer el cuerpo policiaco en el país para que haya oficiales mejor entrenados, protegidos y mejor remunerados. Aquí podemos detenernos. El artículo 21 de la Constitución señala que es responsabilidad de la federación, los gobiernos de los estados y los municipios encargarse de la seguridad pública. Si somos conscientes de la situación que tiene tan mal a las policías del país, debemos admitir que no es lo mismo contar con policías capacitados como en los municipios tales como el de San Pedro Garza García que los de poblaciones alejadas en la sierra donde ni siquiera les llega el presupuesto y como armas tienen apenas unos toletes.

Aquí lo hemos dicho: la seguridad cuesta y el ex secretario de Hacienda lo sabe como responsable de esa área donde había que autorizar el incremento de plazas entre las fuerzas federales. Y claro, mejor remunerados, mejor equipados, con patrullas que sirvan, tecnología, trajes protectores, chalecos antibalas.

Y delimitar las responsabilidades: lo que más le duele al grueso de la población son los delitos que caen en el orden del fuero común. Esos que no pueden ni deben ser atendidos por las policías federales que están para causas más elevadas. Capacitar al policía más próximo a la sociedad para atender el robo a casa habitación, de vehículos, al negocio, a la escuela, a los pequeños comercios. La seguridad cuesta, eso es un hecho y si queremos avanzar en ese rubro, hay que invertir. En una de esas retoman el proyecto de la Secretaría de Seguridad Pública que ya existía y pueden operar mejor los programas para combatir a los delincuentes. Claro, también retomar la idea de que no sólo hay que ir por los bienes de los integrantes de la delincuencia organiza,  sino pensar también en un esquema de legalización de las drogas para de verdad pegarle a los delincuentes donde les duele: en su negocio. Porque  hoy le quitan los bienes a un grupo y mañana surge otro.

ENTRESIJOS. Al retomar sus actividades en esta semana, la precandidata a la jefatura de gobierno, Alejandra Barrales, dijo que, de ganar la elección por la gubernatura de la CDMX, conformará un gobierno incluyente con cabida para militantes de Morena y del PRI. Barrales se dijo positiva y animada de participar en un proceso, en donde los reflectores apuntan hacia ella y a Claudia Sheinbaum cuya propuesta de gobierno, aseguró, es obsoleta y no ofrece ningún cambio. Uno de los puntos en los que políticos tricolores incluso le han dado el visto bueno es su respaldo a la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, al afirmar que será generador de empleos de calidad para los habitantes de la capital… ¡Vaya suerte la del diputado del Partido Humanista en la Asamblea Legislativa, Jimeno Huanosta, con eso de que fue asaltado en el Metro Bellas Artes! Los amantes de lo ajeno lo dejaron sin cartera. Pues resulta que hace algunos meses, Jimeno Huanosta, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de ese órgano legislativo, se las vio duras, cuando organizó una exposición del excanciller cubano Robaina. Una de sus colaboradoras decidió trasladar un paquete de cuadros a bordo de un taxi. Cuál fue la sorpresa que el taxista resultó ser un conocedor del surrealismo y se apropió de la obra del cubano. Huanosta se vio obligado a solventar el costo de las pinturas, estimado en 350 mil pesos. Por lo visto no le ha ido nada bien al legislador humanista.

 

@cecitellez

cetece@gmail.com

 

Imprimir

Comentarios