Academia

Con apoyo de Conacyt, crearán fábrica de piezas aeronáuticas

La compañía mexicana Altaser Aerospace desarrolló tecnología para la producción y forma consorcio con la alemana Aerotech. Invertirán 200 millones de pesos

Con apoyo financiero del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la empresa mexicana de base tecnológica Altaser Aerospace desarrolló tecnología para fabricar piezas de alta precisión para aviones civiles y militares.

Estos avances son una aportación nacional para la apertura de un nuevo centro de investigación, desarrollo y manufactura que reúne a Altaser Aerospace con la compañía alemana Aerotech para crear AT Engine, consorcio que representa una coinversión de 200 millones de dólares y creará 400 empleos en el estado de Sonora. 

La alianza se enfocará en la construcción de partes para la industria aeroespacial, en particular de turbinas. Además del apoyo de Conacyt, la empresa ha recibido capacitación y soporte de la Fundación México Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC), a través de su aceleradora de empresas de base tecnológica TechBA.

El apoyo de Conacyt a la empresa mexicana fluyó a través del Programa de Estímulos a la Innovación, que hace dos años apoyó con 6 millones 337 mil pesos el desarrollo de un proceso innovador para la fabricación de bujes y sellos de alta precisión para turbinas de la industria aeroespacial. Este tipo de piezas se catalogan, técnicamente, como piezas de “Nivel 1 en complejidad” y “clase triple A”, porque su eficiencia es crítica para la seguridad en vuelos de aeronaves.

En este proyecto colaboraron dos instituciones académicas: el Centro de Investigación en Materiales Avanzados (CIMAV), que es uno de los Centros Públicos de Investigación de Conacyt, además de la Universidad La Salle, en Chihuahua.

El proceso de incorporación de  tecnología mexicana a un modelo de generación de negocios y empleos fue acompañado por la aceleradora de negocios de TechBA. Cuando comenzó a trabajar con esa organización, Altaser Aerospace tenía 15 empleados y ventas por cinco millones de dólares. En julio de 2017, Altaser Aerospace ya contaba con 80 empleados, ventas por 150 millones de dólares y 10 clientes en el sector aeroespacial.

SEDE EN SONORA. Alberto F. Terrazas, Presidente Ejecutivo de GPA, explicó que el proyecto binacional con Alemania fortalecerá las cadenas de valor del sector aeroespacial de Hermosillo y en general de todo México y contará con la más alta tecnología en maquinados, además de la experiencia tecnológica y operativa de Aerotech y de Grupo Punto Alto que tiene una trayectoria de 35 años en el mercado.

“Quiero reconocer y agradecer a Bancomext, a ProMéxico, a Conacyt, a TechBA, gracias por su apoyo y por acompañarnos para hacer este proyecto una realidad”, dijo Terrazas.

Por su parte, Arturo Ávila, Director General de Altaser Aerospace, explicó que dirige una compañía cien por ciento mexicana, con sede en Chihuahua, que es parte de Grupo Punto Alto (GPA).

Luego de 25 años de experiencia en empresas transnacionales de dicho sector, en 2011 Arturo Ávila se convirtió en Director General de Altaser Aerospace que permite a GPA contar con una interesante diversificación de clientes que hace 10 años, dice Ávila, no era posible imaginar y le permite participar en las cadenas de suministro de empresas transnacionales.

“Nos permite compartir nuestra experiencia y decirles que sí se puede, que una compañía mexicana que hace los pasos correctos tiene toda la probabilidad de ser exitosa en este mercado tan competitivo pero a la vez tan gratificante y redituable como el sector de manufactura y de exportación aeroespacial.

“Y para esto TechBA nos ha acompañado. Ha sido un viaje de cinco años en el que somos aliados, donde TechBA nos tiene trabajando a planes futuros más agresivos cada día”, expresó Ávila.

Imprimir