Mundo

Inundaciones por lluvias amenazan París; cierran carreteras y túneles

Las lluvias torrenciales mantienen en alerta naranja 14 departamentos galos; al menos 400 personas han sido desalojadas y más de 14 mil hogares se quedaron sin electricidad

Ante la crecida del río Sena en París, por causa de tres días de intensas lluvias, las autoridades locales cerraron varios túneles, parques y la planta baja del Museo del Louvre, así como las calles y siete estaciones ferroviarias que bordean el río, como medida de seguridad, reportaron medios locales.

Las lluvias torrenciales mantienen en alerta naranja 14 departamentos galos. Especialmente, preocupa la cuenca del Sena. Cerca de 400 personas han sido desalojadas y más de 14 mil hogares se han quedado sin electricidad.

De acuerdo con reportes de los periódicos Le Parisien y Le Figaro, los parisinos contemplaban ayer sin inmutarse, el aumento del  río Sena, cuyo nivel se acercaba a las alturas máximas.

MONITOREO. La región parisina ha sufrido los efectos de las inundaciones que afectaron el país en los últimos días, pero en la capital francesa la vida seguía al paso habitual. El Sena seguirá subiendo, pero no superará el récord, según Vigicrues, el organismo a cargo de vigilar las inundaciones.

El Sena alcanzó los 5.60 metros en el puente de Austerlitz, en el este de la ciudad, el viernes se prevé que siga en aumento su nivel hasta superar los 6 metros de altura durante el fin de semana. Durante la Gran Inundación de 1910, el nivel llegó a 8.62 metros.

De acuerdo con las autoridades, hasta el momento no se han registrado decesos ni heridos por esta inundación.

PREOCUPACIÓN. En tanto, el gabinete de crisis que monitorea el Sena dijo estar consciente de que el caudal del río puede rebasar los seis metros. Ahora mismo está a sólo diez centímetros de la marca registrada en la última gran crecida, la de 2016.

Por el momento, el nivel del río está lejos de los 8.62 metros que alcanzó en 1910, cuando anegó estaciones de tren y obligó a construir pasarelas de madera en las calles sumergidas. La peor inundación en París es recordada con un marcador en el muro de piedra.

 

Imprimir