Mundo

Ataque suicida con ambulancia bomba en Kabul: 95 muertos

Un extremista talibán, a bordo del vehículo cargado con explosivos, pasó por un puesto de control y al intentar pasar un segundo retén detonó su carga, reportaron autoridades

Sitio donde el suicida hizo estallar el vehículo cerca de un edificio del Ministerio del Interior y de oficinas de la Unión Europea.

Un saldo de 95 muertos y 163 heridos dejó ayer un ataque suicida perpetrado con una ambulancia-bomba en Kabul, capital de Afganistán, luego de que un extremista del talibán, a bordo del vehículo cargado con explosivos, pasó por un puesto de control de la policía hacia una calle cerrada y al estar cerca del antiguo edificio del ministerio del Interior y de oficinas de la Unión Europea y el Alto Consejo de la Paz hizo estallar su carga, reportaron las autoridades.

De acuerdo con el portavoz del Ministerio del Interior, Nasrat Rahimi, la agresión se registró a las 12:45 horas, después de que el vehículo atravesó un primer punto de revisión.

RETÉN. Un portavoz del Ministerio del Interior dijo que el terrorista suicida conducía una ambulancia cargada de explosivos. Pasó el primer puesto de control en una calle fuertemente vigilada, pero en el segundo fue interceptado, por lo que activó la carga.

Los heridos fueron trasladados a hospitales de la capital afgana, dijo el portavoz del Ministerio de Salud, Wahid Majrooh, quien confirmó los decesos.

El atentado fue reivindicado por el portavoz de los talibanes Zabihulá Mujahid en Twitter: “Un mártir hizo estallar su coche bomba cerca del ministerio del Interior donde había numerosas fuerzas policiales”.

CUERPOS. La explosión se pudo sentir en toda la ciudad, según el canal Tolo News. Las imágenes del lugar del atentado mostraban fachadas de edificios con puertas y ventanas destrozadas y carteles de tiendas hechos añicos.

Sobre el asfalto cubierto de cristales y piedras se podían ver cadáveres esparcidos, señaló un portavoz de la policía.

El director de la organización humanitaria italiana Emergency, que gestiona una clínica para heridos de guerra, señaló en Twitter: “Es una masacre”.

ANTECEDENTE. Poco después, Emergency dijo que no podía atender a más pacientes, mientras que en las imágenes de televisión se veía cómo médicos y enfermeras atendían a heridos en el jardín.

Se trata del segundo ataque de los talibanes en la ciudad, una semana después del atentado contra el gran hotel Intercontinental en el que perecieron 20 personas.

 

Imprimir