La Esquina

Es de llamar la atención una jornada mundial como la de ayer. En múltiples puntos del planeta, lo mismo en Colombia que en Afganistán, allí donde los cauces institucionales han cedido ante la violencia, se presentaron atentados que dejan una secuela de dolor e incertidumbre. Hagamos que México esté libre de ese nivel de barbarie, tenemos condiciones y tiempo para lograrlo.

 

Imprimir

Comentarios