El Buzón

Lectores

Comentarios a la columna de Leopoldo Mendívil

Señor director:

 

La columna de Leopoldo Mendívil, “¡México, no votes, cabrón, por López Obrador!”, sigue causando debate en el portal de Crónica, donde nuestros lectores comentaron:

 

Todos los que adoran a El Peje le creen que a todos les va a dar dinero. Por lo pronto a todos los servidores publicos les van a bajar con una feria el diez por ciento de su salario quincenal; así lo hicieron cuando gobernó la Ciudad de México. Me tocó vivirlo, y todo iba a un fideicomiso que manejaba a discreción Encinas; lo mismo que hacía la maestra Delfina en Texcoco y que eran aportaciones supuestamente voluntarias. En fin, buen artículo obvio los enajenados a pegar de gritos para defender a AMLO.

Tigre Chávez González, Monterrey Institute of Technology and Higher Education

 

Dice una cancion de El TRI:

Todos quieren ir al cielo  y nadie deja de pecar.

Todos quieren tener dinero

y nadie quiere trabajar.

José Jaime Oropeza Manzano

 

Las mentiras facciosas no van a poder con AMLO,y menos con venezolanos chillones, pues nosotros tampoco vivimos en cuna de oro y no nos quejamos tanto como ellos.

Jerónimo Hernández

 

Creía en la igualdad y eso no existe. Qué mensaje tan desmoralizador como para que alguien que dice querer a México publique como de concientizacion. Resumen de la carta, “No tengas fe ni certeza en nada, estás mejor seguir como esclavo a tratar de liberarte”.

Dagokalem AG

 

Qué gusto de leer los comentarios de toda la gente, donde se nota que ya no estamos desinformados, que somos gente conciente de los que queremos que sea mexico de este año para adelante. Ya viví muchas devaluaciones año tras año, sexenio tras sexenio. Ya que somos la mayoría los que queremos el cambio estoy seguro que esta vez se va a lograr cueste lo que cueste.

Sergio Espíndola

 

Fe de erratas

 

En la edición de ayer, 27 de enero, por un error se omitió en páginas interiores (no así en la portada) el nombre de la autora del reportaje “Migraciones hacia México: la vieja y la nueva ola francesa”. El crédito es de nuestra colaboradora Bertha Hernández. Pedimos disculpas a nuestros lectores por esta omisión.

Arturo Ramos, Subdirector de Información

Imprimir

Comentarios