Corazón impreso en 3D, tan flexible y real que late | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 28 de Enero, 2018

Corazón impreso en 3D, tan flexible y real que late

Esta hazaña de la ingeniería está muy lejos de lo que otros han logrado

Corazón impreso en 3D, tan flexible y real que late   | La Crónica de Hoy
eEs capaz de bombear un líquido parecido a la sangre

De acuerdo con la Revista Médica Artificial Organs, ingenieros de la Universidad ETH Zurich crearon, a través de impresión tridimensional en material implantable en el cuerpo humano, un corazón artificial flexible.

Este concepto de órgano impreso posee ventrículos izquierdo y derecho y es capaz de bombear un líquido parecido a la sangre; con un peso de 390 gramos, bastante similar a un corazón humano.

El corazón es obra de Wendelin Stark, profesor de ingeniería de materiales funcionales de la universidad suiza, quien tuvo el apoyo de Nicholas Cohrs, uno de los estudiantes de doctorado, y demás investigadores, usando la técnica de moldeado de cera. Se uso silicona para crear el órgano, por ser un material ya establecido en la medicina de implante que ofrece flexibilidad.

El doctor Stephen H. Little, cardiólogo del Houston Methodist DeBakey Heart & Vascular Center y Director Médico de la Clínica del mismo centro especializado en válvulas para enfermedades cardíacas, señaló que el órgano es “impresionante”, haciendo referencia a los creadores que hicieron una mezcla específica de materiales impresos en 3D que podrían mantener su configuración bajo múltiples ciclos.

El Dr. Little expresó que, “esta hazaña de la ingeniería está muy lejos de lo que otros han logrado”. El especialista explica que debido a que el corazón está en constante movimiento y latiendo, el problema que presentaban las anteriores impresiones 3D para fines médicos residía en que los materiales utilizados no permiten apreciar estos movimientos del corazón; y por el contrario, este nuevo desarrollo si lo permite.

Finalmente, el Dr. Little, reconocido por la revista Forbes como uno de los mejores 27 cardiólogos de los EUA, comentó que, “las expectativas a futuro para los investigadores son crear tecnologías para reemplazar las bombas de sangre de este órgano artificial, que tienen desventajas como piezas que pueden fallar. Para lograr un bombeo de fluido similar a la sangre, el órgano usa aire presurizado para inflar y desinflar una cavidad central, reemplazando así la contracción muscular del corazón humano”.

El Dr. Stephen Little fue recientemente reconocido como uno de los 27 mejores cardiólogos de Estados Unidos, de acuerdo con un estudio de Grand Rounds presentado recientemente en el Healthcare Summit de la Revista Forbes.

Imprimir