Ciudad

Encuentran a Marco Antonio en el Edomex

Al joven de 17 años lo habían detenido en Tlalnepantla y lo dejaron ir porque sólo estaba deambulando en la avenida Mario Colín ◗ Durante las detenciones, en la Ciudad como en Tlalnepantla, hubo errores de las autoridades policiacas; no se llevaron a cabo los protocolos

Las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México informaron que Marco Antonio Sánchez fue localizado con vida en el municipio de Melchor Ocampo, en el Estado de México.

Ayer por la noche, luego de que el Gobierno de la Ciudad solicitó ayuda a los habitantes del Edomex para su localización, el joven de 17 años fue encontrado en el Fraccionamiento Álamos, gracias a una llamada telefónica.

En conferencia de prensa, realizada a las 20:00 horas en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad, comentó que Marco Antonio —desaparecido desde el martes pasado— fue captado por las videocámaras del C5 saliendo de un juzgado, ya que había sido detenido un día antes por policías de aquella localidad y presentado por caminar sobre la avenida Mario Colín en un estado que ponía en riesgo su seguridad.

Informes de la Policía capitalina y de la Procuraduría local (PGJ) dan cuenta que cámaras del C5 del Gobierno del Estado de México captaron a Marco Antonio a las 00:05 horas de ayer domingo.

En las imágenes se aprecia que el joven salió por su propio pie del Juzgado Cívico en el centro de Tlalnepantla y caminó hacia el oriente.

Vestía playera blanca y pantalón de mezclilla; se le apreciaba un moretón en la cara.

Mancera indicó que habiá instruido a 100 elementos de la policía de la Ciudad de México, en conjunto con las autoridades del Estado de México, a realizar una búsqueda exhaustiva del joven en las calles aledañas del juzgado calificador.

Asimismo, que pidió ayuda a los habitantes de Tlalnepantla y de la capital del país para localizar a Marco Antonio, quien actualmente presenta una fisonomía diferente a la de la foto de la Alerta Amber.

El mandatario capitalino explicó que gracias a las tareas de inteligencia de la PGJ se logró ubicar el sistema de relocalización del teléfono móvil de Marco Antonio en los alrededores de la Preparatoria Número 8, en la colonia Plateros.

No obstante, los amigos del desaparecido manifestaron que durante la primera detención —en el Rosario— el menor de edad había sido despojado de su móvil.

Indicó que los policías que lo arrestaron afuera del Metrobús están bajo investigación y en una detención preventiva hasta no comprobarse su inocencia.

Comentó que en sus declaraciones los uniformados reconocen que efectivamente realizaron la detención, pero que lo liberaron tras no encontrar a la parte acusadora, aunque no había delito o no se menciono tal.

Sin embargo, Hiram Almeida, jefe de la policía, anunció que los uniformados serán sancionados por no llevar a cabo la detención y liberación con base a los protocolos de actuación.

“Dado que el joven se encuentra con vida y fue visto por última vez en Tlalnepantla, se descarta un tema de desaparición forzada”, mencionó Almeida.

Explicó que los cuatro elementos involucrados en la detención del preparatoriano se presentaron de forma voluntaria en la Fiscalía Antisecuestros y que el área de Asuntos Internos de la SSP ya se encuentra trabajando en el tema.

A su vez, el procurador capitalino, Edmundo Garrido señaló que las investigaciones continuarán hasta dar con el paradero de Marco Antonio y esclarecer los hechos.

Dijo que incluyeron a la carpeta de investigación todas las pruebas aportadas por la Secretaría de Seguridad pública como videos (incluidos los del Metrobús), testimonios y grabaciones de frecuencias de los radios al momento de la detención.

Al preguntarle al procurador sobre una posible negligencia de las autoridades del Estado de México por dejar que se fuera un menor del juzgado, se limitó a decir que están trabajando para localizar a Marco Antonio; no obstante, dijo, el Ministerio Público y el Juzgado de aquella localidad no aplicaron los protocolos al no ofrecerle una llamada telefónica a uno de sus familiares.

Al cierre de esta edición, los padres de Marco Antonio se dirigían al Estado de México a reunirse con su hijo. 

Imprimir