Empresas fachada: Avanzando desde diversos ámbitos - Rosa Gómez Tovar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 29 de Enero, 2018
Empresas fachada: Avanzando desde diversos ámbitos | La Crónica de Hoy

Empresas fachada: Avanzando desde diversos ámbitos

Rosa Gómez Tovar

El viernes pasado el jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT) declaró que se han identificado más de 6 mil empresas que presuntamente realizan transacciones inexistentes. Sólo en  2017,  a través de 224 mil facturas, las operaciones de estas empresas sumaron más de 1.4 billones de pesos.

Del total de empresas señalado, en el 60 por ciento de los casos se pudo comprobar que se trató de empresas fachada que simulaban operaciones, por lo que después de notificarlas para que pudieran aclarar su situación, aquellas que no desvirtuaron las mismas, ahora forman parte de la lista de contribuyentes boletinados por el SAT.

La colaboración de la autoridad tributaria ha sido clave en el desarrollo de las atribuciones de fiscalización de partidos y candidatos por parte del INE, y el desarrollo de investigaciones como las relacionadas con las empresas fantasmas no es la excepción.

Una de las novedades de la reforma electoral de 2014, fue la obligación de que cada proveedor de los partidos políticos formen parte de un padrón regulado por el Instituto Nacional Electoral. El INE creó el Registro Nacional de Proveedores (RNP) en el que personas físicas o morales que pretendan vender bienes o servicios en la esfera electoral, deben encontrarse inscritos.

De las formas de colaboración con el SAT, una de ellas es precisamente el intercambio de información respecto a la situación de los registros federales de contribuyentes de las empresas o proveedores de partidos políticos y en específico si no están considerados como empresas fantasma, ya que de tener una situación irregular no pueden formar parte del RNP, lo que sería un delito según la Ley General en Materia de Delitos Electorales.

 Así también, a partir de este año, el INE ha considerado pertinente tomar en cuenta no sólo si la empresa está boletinada sino si ha incumplido otras obligaciones en materia tributaria para poder ser sacado del RNP.

El INE constantemente es cuestionado por la ciudadanía y los actores políticos respecto a la eficacia de sus investigaciones, pero creo que es muy importante poner en perspectiva la dificultad del problema: las operaciones de empresas presuntamente o ya identificadas como fachada son equivalentes a alrededor del 5 por ciento del producto interno bruto (PIB) de México. De hecho uno de los mecanismos que se ha identificado recientemente para desviar recursos públicos es precisamente el uso de empresas fachada.

Queda claro que erradicar este tipo de empresas resulta clave no sólo para reducir la evasión  fiscal —el SAT recuperó alrededor de 9 mil millones de impuestos de estas empresas—, y disminuir la corrupción, sino también para blindar a la política de una fuente de recursos ilegales. Pero  esto ¿lo puede hacer sólo el SAT o el INE? La respuesta es un rotundo no.

Para empezar debería haber control respecto a la creación de estas empresas, desde lo que sucede en una notaria y actualmente en nuestro país hay muy poco control sobre lo que pasa tras puertas cerradas en este tipo de establecimientos. Por otra parte, se ha avanzado mucho en el esquema de facturación electrónica por lo que es muy difícil encontrarse o no identificar  facturas apócrifas. Por último, se debe fortalecer el esquema de rendición de cuentas de la administración gubernamental, pues el desvío de recursos públicos no ha disminuido. Así que quedan muchas tareas pendientes aún por resolver, lo que no implica que lo que hace el INE es improductivo, simplemente se debe poner en perspectiva que el alcance de sus  tareas estará siempre supeditado al avance que se logre desde otros ámbitos.

rosagomeztovar@outlook.com

 

 

Imprimir

Comentarios