Estrena imagen el "pasillo de la salmonela" en CU | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 29 de Enero, 2018

Estrena imagen el "pasillo de la salmonela" en CU

Hasta mayo del año pasado, el lugar era un montón de lonas de colores, estructuras semifijas y todos los aromas de los tacos, tortas, enchiladas y una buena variedad de alimentos que ahí se ofrecían.

Estrena imagen el

La salida del Metro Copilco huele a empanadas recién horneadas y al bullicio de numerosos grupos de estudiantes que escupe de vez en vez; en la calle se ofrecen desde alimentos gourmet hasta tradicionales sandwiches de estudiante, más adelante, con 50 años de alimentar a los futuros profesionistas del país, se erige el "Pasillo de la Salmonela", bautizado así por los propios alumnos. 

Hasta mayo del año pasado, el lugar era un montón de lonas de colores, estructuras semifijas y todos los aromas de los tacos, tortas, enchiladas y una buena variedad de alimentos que ahí se ofrecían; para Luz, estudiante de la carrera de odontología, el también conocido como "Pasillo de la Muerte", se ha vuelto como la mesa de su hogar.

Con la sonrisa fresca de los estudiantes explicó a Notimex que tras siete años de estudiar en la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ella y sus compañeros acuden regularmente por su "vacuna", ello, en el sentido de que entre los estudiantes de medicina se sabe que para mantener la fortaleza del sistema inmunológico es necesario "meterle bacterias".

Sin embargo, comentó que ni ella ni sus compañeros han sufrido desajustes estomacales tras ingerir los alimentos que ahí se preparan, los cuales, dijo, se ajustan a todos los bolsillos, ya que se pueden consumir desde tacos de 10 pesos hasta comidas corridas de 50.

"Aquí hay para todos los bolsillos y gustos, es lo que nos tiene acá a todos los estudiantes, te puedes gastar cuando menos 10 pesos en un taco para llegar a tu casa o hasta una comida corrida más elaborada de 50 pesos", explicó mientras comía velozmente un taco de cochinita pibil.

Mientras alimenta a Luz y a otros estudiantes, uno de los comerciantes, quien prefirió mantener su nombre bajo el anonimato, explicó con las manos llenas de masa para tortillas que los trabajos para el reordenamiento de este corredor iniciaron el 26 de mayo, y prevé que sea entre dos y tres semanas, cuando las más de 30 estructuras metálicas comiencen con sus operaciones.

En ese sentido, expuso que los puestos ya están terminados; sin embargo, a algunos les faltan conexiones de agua o gas, por lo que se mantienen a la espera de que les entreguen las llaves para comenzar a meter sus parrillas, refrigeradores y los trastes en los que preparan la comida para alimentar a los futuros profesionistas del país.

A diferencia de otras personas que se dedican a la venta de alimentos en la vía pública, los locatarios del "Pasillo de la Salmonela" se mantienen unidos y organizados. En ese sentido, detalló que se trata de un padrón de al menos 70 comerciantes, y más de 30 serán los beneficiados con los nuevos puestos, en tanto que los demás quedarán como puestos semifijos.

Al corredor gastronómico con 50 años de tradición acuden no sólo los hambrientos estudiantes, sino también académicos y personal administrativo, por lo que los locatarios comienzan con sus actividades desde antes de las siete de la mañana, y algunos de ellos se quedan hasta las seis o siete de la noche a alimentar a los que falten, explicó el hombre de no más de 40 años con una amplia sonrisa.

"Aquí nosotros que vendemos en la vía pública tenemos el apoyo de los estudiantes, los precios económicos y la variedad que hay, hay de todo, caldos, sopes, enchiladas, hay de todo", dijo al señalar al menos 10 recipientes con tinga de pollo, rajas con crema y una humeante cochinita pibil.

A su vez, añadió que "el proyecto está bien, tenemos todos los servicios, nada más que si nos redujeron un poco los espacios (...), al tener un espacio bien establecido tenemos la certeza de tener nuestra fuente de trabajo asegurada por más tiempo".

Otro de los comerciantes, que también prefirió el anonimato, coincidió en que será hasta entre dos y tres semanas cuando se haga la entrega de las 31 estructuras metálicas, ello, aunado a otras tres que aún se están construyendo.

Entre el trajín de atender un puesto de alimentos, explicó que fue la Secretaría de Programas Delegacionales de la Ciudad de México la que propuso el reordenamiento de los puestos, ello, en conjunto con las autoridades de la delegación Coyoacán.

Abundó que la organización civil Refleacciona fue la encargada del diseño de los puestos, los cuales tienen una dimensión de 2.20 por 2.40 metros y cuentan con instalaciones adecuadas de electricidad, gas y agua.

Explicó que el proyecto consiste en mejorar la imagen urbana y ofrecer servicios de mayor calidad a los que ya se ofertan. Fueron las autoridades capitalinas las que se les acercaron para regularizar sus actividades.

Añadió que existe un reglamento que determina las pautas a seguir por parte de los comerciantes, ello, en el sentido de la higiene de los puestos, así como del manejo de alimentos.

Recordó que algunos de los comerciantes que ofrecen comida tomaron un curso de manejo de alimentos que impartieron las autoridades delegacionales.

Ello, aunado a que tras la reinauguración de este corredor gastronómico, los comerciantes llevarán un uniforme con filipina y gorro especiales para mantener los cabellos lejos de la comida, lo que se suma al seguimiento de algunos lineamientos de limpieza que deben observar quienes trabajan en esos puestos.

El llamado "Pasillo de la Salmonela" tiene al menos 50 años de alimentar a los futuros profesionistas del país; sin embargo, refirió que el nombre es nada más una manera de llamar a este camellón.

Comentó que los comerciantes son testigos vivos de que los alimentos que ahí se preparan cumplen con las condiciones de salubridad e higiene necesarias, ya que ellos mismos consumen lo que ahí se prepara.

"Con la regulación de los espacios, los comerciantes trabajarán en diversos procesos de higiene, ya podremos laborar sin temor de que digan que este es un foco de infección", destacó.

ijsm

Imprimir