Mundo

Menores indocumentados no tendrán derecho a un abogado público en EU

Inmigrantes indocumentados menores de edad no tienen derecho a tener abogados pagados por el gobierno en una audiencia de deportación, resolvió un tribunal federal de Apelaciones.

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos confirmó la decisión de un juez de inmigración de negar el asilo a un menor identificado como C.J.L.G., quien salió de Honduras a la edad de 13 años después de ser amenazado por pandillas.

El menor no tenía un abogado, y su madre no pudo encontrar ayuda legal gratuita.

El Noveno Circuito resolvió que la ley federal no garantizaba abogados pagados para niños en el tribunal de inmigración y que el adolescente no demostró que necesitaba un abogado para salvaguardar sus derechos.

"Obligar a un abogado designado por un tribunal de forma gratuita podría tensar aún más un sistema de inmigración ya sobreextendido", escribió la juez Consuelo M. Callahan, quien fue designada por el presidente George W. Bush.

La decisión fue un golpe para los activistas por los derechos de los inmigrantes, quienes han estado tratando durante años de obtener asesores legales para los jóvenes que enfrentan la deportación.

"Es una decisión brutal", dijo Ahilan Arulanantham, director legal de la Unión Estadunidense por las Libertades Civiles (ACLU) del sur de California. "Es brutal para él y también brutal para miles de otros niños que han huido de tres de los países más violentos de la Tierra: Honduras, Guatemala y El Salvador".

Expreso que la mayoría de los menores que enfrentan procedimientos de deportación sin abogados llegaron a Estados Unifdos para escapar de la violencia en esos tres países.

La ACLU y otra organización intentaron de manera infructuosa en el pasado obtener abogados para menores a través de una demanda colectiva.

En la decisión del lunes, el noveno Circuito expresó su simpatía por el adolescente, pero dijo que la ley no lo apoyaba.

Las autoridades de inmigración recogieron al niño y a su madre cuatro días después de cruzar la frontera en 2014. Fueron detenidos en Los Ángeles.

Un juez de inmigración le repitió a la madre que su hijo tenía derecho a un abogado, y ella dijo que no podía pagar uno, señaló el Circuito Noveno. Al final, completó la solicitud de asilo de su hijo ella misma.

"La solicitud contiene declaraciones raídas en apoyo de la demanda de asilo de C.J. y gran parte de lo que se escribe es límite inescrutable y no responde", dijo el Noveno Circuito.

La madre basó la solicitud de asilo de su hijo en las amenazas de la pandilla Mara Salvatrucha.

El muchacho "rechazó repetidamente" los esfuerzos de la banda para reclutarlo, a pesar de las amenazas de muerte hechas contra él y su familia, dijo el noveno Circuito. "Después de que las Maras amenazaron a C.J. a punta de pistola, C.J. y su madre, María, huyeron de Honduras".

La ACLU del sur de California eventualmente tomó el caso del niño, argumentando que él y otros menores deberían tener derecho a abogados designados si no podían permitirse contratar a uno.

"La decisión es incorrecta y también desafía el sentido común", dijo Arulanantham. Es casi obvio que un niño no puede obtener una audiencia imparcial en un caso de deportación, particularmente uno tan complicado como el suyo ... sin un abogado ".

Apunto que la ACLU aún no había decidido si apelar la decisión del lunes, que afecta a todos los estados occidentales cubiertos por el noveno circuito. Dijo que el niño está en la escuela secundaria en Los Ángeles, y su madre trabaja como cocinera en un camión de tacos.

Al fallar contra el adolescente, el noveno Circuito acepto que se dio cuenta de que sería "devuelto a un país en crisis".

"Nos solidarizamos con su difícil situación personal, ya que C.J. parece haber demostrado coraje frente a una gran adversidad", escribió Callahan pero "la ley no respalda su ayuda solicitada", subrayo.

En una coincidencia, el juez John B. Owens, designado por Barack Obama, señaló que el fallo no determina si los menores no acompañados tienen derecho a abogados en un tribunal de inmigración.

"Si esta decisión se mantiene, miles de niños no acompañados que están actualmente en el sistema serán expulsados ​​y nunca tendrán un día en la corte", advirtió Arulanantham.

Imprimir