Academia

Aún no es posible la clonación de humanos, aseguran científicos

Existen deficiencias técnicas y restricciones éticas, dicen investigadores de la UNAM. El objetivo no es crear un individuo completo, sino ahondar en la reproducción terapéutica”, indica Ricardo Tapia

Expertos de la UNAM hablaron ayer de la clonación humana y lo que significaría para la Medicina.

Además de las complicaciones éticas que frenarían eventuales experimentos para clonar seres humanos, la nueva técnica usada en China para clonar monos todavía tiene una baja tasa de eficiencia, pues de 49 embriones probados sólo se logró éxito en dos de los casos.

Ambos conjuntos de limitantes evitan que sea viable pensar que se lleguen a clonar hombres o mujeres a corto plazo, señalaron expertos del Instituto de Fisiología Celular, del Instituto de Investigaciones Biomédicas y de la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La clonación de dos monos ­rhesus, anunciada el 23 de enero por el Instituto de Neurociencias de Shangai, con las mismas técnicas usadas en 1998 para clonar a la oveja Dolly, ha sido interpretada como un avance mayor en este tipo de procesos por tratarse del primer experimento que logró primates genéticamente idénticos. Al ser especies parecidas a los humanos, el debate internacional ha abierto la pregunta sobre lo cercana o lejana que está la posibilidad de que puedan ser engendrados clones humanos.  

“Aún no sabemos si estos animales vayan a desarrollarse sanamente; además, el objetivo primordial de los científicos que trabajan en ello no es crear un humano completo, sino ahondar en la clonación terapéutica”, expuso ayer en México el investigador emérito del Instituto de Fisiología de la UNAM, Ricardo Tapia Ibargüengoitia. 

En la actualidad sí se realizan experimentos con células humanas, pero no para clonar individuos completos sino para generar células humanas que sustituyan a otras que mueren por enfermedades degenerativas. Los experimentos actuales se llaman “clonación con fines terapéuticos y no reproductivos”. Consiste en  la reproducción de blastocitos, que son las estructuras celulares que ya contienen células madre embrionarias que se podrían diferenciar en distintos tejidos in vitro, y generar células destinadas a desplazar las que se mueren por enfermedades degenerativas.

Avanzar en este sentido brinda la posibilidad de sustituir células dañadas para tratar enfermedades incurables; ésta es una de las grandes promesas de la Medicina, aunque el proceso es lento y se necesitan más estudios, subrayó Tapia Ibargüengoytia.

Técnica y bioética. Otro investigador emérito de la UNAM, Horacio Merchant Larios, del Instituto de Investigaciones Biomédicas, se refirió al significado de esta noticia científica y explicó que la ciencia se desarrolla en dos sentidos: el conceptual y el tecnológico. “Lo que vemos en el artículo de la revista Cell es el desarrollo de un nuevo protocolo que aumentó la eficiencia para lograr el nacimiento de dos monos en un contexto de laboratorio a partir de fibroblastos fetales”.

Sin embargo, explicó, si se quisiera adaptar esta técnica para aplicarla en humanos sería prácticamente imposible, pero haberlo logrado en monos abre el camino para considerar que estamos más cerca que cuando ocurrió la clonación de ovejas.

Eso implica toda una tecnología e intervendría un dilema ético: ¿qué tanto se puede usar este protocolo o uno similar para clonar a nuestra especie?

Lizbeth Sagols Sales, académica de la Facultad de Filosofía y Letras explicó que, desde el punto de vista de la bioética, el tema de la experimentación con células embrionarias humanas confronta pensamientos conservadores y liberales pues no hay consenso sobre la respuesta a la pregunta ¿En qué momento del desarrollo celular comienza una vida humana?

Adicionalmente, con este protocolo para llegar a los primeros primates clonados, el imaginario social comienza a considerar la clonación de un individuo, lo cual hoy “es ciencia ficción, pero sabemos que cada vez nos acercamos más. De modo que ¿sucederá o no sucederá?, aún no lo sabemos”.

En caso de que se lograra una clonación humana, tendría que crearse un comité interdisciplinario para proteger al clon de riesgos o problemas fisiológicos, y para preservar su condición de individualidad, concluyó la profesora Sagols Sales.

Imprimir