Nacional

AMLO dice que arrecia campaña para “arrebatarle la victoria”

En un nuevo video que circula en redes sociales, Andrés Manuel López Obrador aseguró que este lunes inició una nueva etapa de la que él ha llamado “la guerra sucia” en su contra.

De acuerdo con el político tabasqueño, los integrantes de “la mafia del poder están al borde del nerviosismo extremo, no quiero utilizar la palabra locura, porque esa nos la aplican a nosotros”, dice en un video de casi 9 minutos de duración.

López Obrador asegura que cuenta con información de que se está llevando a cabo un montaje para elevar esa campaña en su contra, dice que se está gastando mucho dinero y destaca la contratación de publicistas extranjeros.

Por esta razón convocó al INE a que se investigue quién está contratando a los que “encabezan esta campaña de miedo y de odio”, a quienes están azuzando a la población para que se ponga en contra del exjefe de gobierno de la capital del país.

Acusa López Obrador que desde ahora ya se está pensando en “arrebatarle la victoria” en la elección presidencial de este año.

CAMPAÑA EN EL NORTE. López Obrador tuvo en Culiacán su primer acto de precampaña en Sinaloa, ante cerca de dos mil asistentes, aquí prometió aumento de sueldo a todos los trabajadores y a los pensionados.

Reiteró que entregará becas a todos los estudiantes y absorberá la nómina de los “jóvenes aprendices” que laboren en cualquier tipo de empresa, incluyendo en las labores del campo.

El exjefe de gobierno aseguró estar 15 puntos arriba en las encuestas electorales, y dio por hecho que las elecciones presidenciales las ganará en julio próximo, por lo que urgió a Vicente Fox a que agarre matracas y se apure a apoyar a sus oponentes, Ricardo Anaya o José Antonio Meade, porque ya le quedan pocos meses de seguir disfrutando de la pensión de cinco millones de pesos que le dan cada mes por haber sido presidente de la República.

El tabasqueño aseguró que de ganar la presidencia de la República no caerá en el gatopardismo del PRI y del PAN, que ha sido pura simulación dado que no se cambia nada. “Cuando se desinfla el PRI entra el PAN, y cuando se le acaba la levadura al PAN vuelve a entrar el PRI”.

Tampoco, dijo, pasará lo que pasó en Sinaloa, cuando el PAN derrotó al PRI y ganó la gubernatura con Malova (Mario López Valdez), y lo único que cambió fue el color de las placas de los automóviles.

López Obrador reiteró que de llegar a la presidencia de la República echará abajo las reformas estructurales impulsadas por Enrique Peña Nieto, pero en particular la educativa.

Flanqueado por los dirigentes estatales de Morena, PT y del Partido Encuentro Social, el preprecandidato aseguró que cumplirá todos sus compromisos y que no traicionará al pueblo.

“No quiero pasar a la historia como un mal presidente”, dijo. En todo caso, señaló que emulará a Benito Juárez, Francisco I. Madero y a Lázaro Cárdenas. Nunca como Andrés López de Santa Ana ni como Carlos Salinas de Gortari, a este último lo llamó “el padre de la desigualdad”.

Imprimir