Negocios

Se rebasó meta de recaudación, pero los ingresos totales cayeron 3.7%

Primera declive en ocho años: SHCP. Subsidio al IEPS a las gasolinas, la causa. El ISR creció 4.3% anual y el IVA se incrementó 2.8% anual. SAT vigilará a empresas mexicanas en EU: SAT

Mientras que al cierre del 2017 los ingresos tributarios subieron 5.7% respecto a lo programado  por la Ley de Ingresos, los recursos totales cayeron 3.7 por primera vez en ocho años, señaló la Secretaria de Hacienda y Crédito Público en su Informe de Finanzas y Deuda Pública a diciembre del 2017.

Al cierre del 2017, los ingresos que el Gobierno Federal obtuvo por recaudación de impuestos sumaron dos billones 854 mil 799 millones de pesos, con lo que se superó la meta de recaudación establecida en la Ley de Ingresos aprobada por la Cámara de Diputados para el ejercicio fiscal del año pasado, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En su informe de Finanzas y Deuda Pública a diciembre del 2017, la dependencia detalló que los ingresos tributarios representaron un aumento de 115 mil 433 mdp por encima del programa establecido en la Ley de Ingresos; sin embargo, también significó una disminución de 0.9% en términos reales respecto a lo observado en 2016.

La caída en términos anuales, señaló Hacienda, se explicó por los subsidios que el gobierno aplicó al Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) de gasolinas, medida que implementó para evitar afectaciones ante los incrementos en el precio de los combustibles, por la liberalización de precios a nivel global.

“Si se excluye el IEPS a combustibles, se observa un crecimiento en la recaudación de dos por ciento real con respecto a 2016”, indicó Hacienda en su reporte.

Además, agregó que la recaudación por Impuesto Sobre la Renta (ISR) creció 4.3% anual, IEPS sin combustibles creció 6.4%, mientras que el IEPS de gasolinas mostró una caída real de 26.4%; respecto al Impuesto al Valor Agregado (IVA), la recaudación creció 2.8% anual.

VIGILANCIA DEL SAT. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) vigilará que empresas mexicanas con operaciones en Estados Unidos, no transfieran sus utilidades a ese país ante una tasa impositiva más baja, derivada de la reforma fiscal que promovió Donald Trump.

Luego de participar en la celebración de los 70 años de la Procuraduría Fiscal, el jefe del SAT, Osvaldo Santín, comentó que se buscará que las empresas nacionales cumplan con su pago de impuestos como el Impuesto Sobre la Renta (ISR), aún cuando muden su domicilio fiscal a Estados Unidos.

“Lo que estamos cuidando son los precios de transferencia, las operaciones entre partes relacionadas y todo aquello que pudiera representar una simulación que erosionara el pago de impuestos aquí en nuestro país”, aseguró.

Imprimir