Condena Papa Francisco chismes e “inventos” en las misas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 31 de Enero, 2018

Condena Papa Francisco chismes e “inventos” en las misas

Advirtió que están prohibidos ciertos “inventos” o “elecciones subjetivas” durante las misas, como sustituir las lecturas por poemas u otros textos no bíblicos.

Condena Papa Francisco chismes e “inventos” en las misas | La Crónica de Hoy
Foto: Twitter

El Papa Francisco advirtió hoy que están prohibidos ciertos “inventos” o “elecciones subjetivas” durante las misas, como sustituir las lecturas por poemas u otros textos no bíblicos, además de poner en guardia contra los chismes entre los feligreses.

Todo esto durante su reflexión pública semanal, que pronunció ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro del Vaticano. Además cuestionó que los sacerdotes cambien el evangelio por informes de la prensa.

“Escuché que alguno, si hay una noticia importante, lee el diario porque es la noticia del día. ¡No! ¡La palabra de Dios es la palabra de Dios! El diario lo podemos leer después, pero ahí se lee la palabra de Dios”, dijo, hablando en italiano.

“Es el señor que nos habla. Sustituir esa palabra con otras cosas empobrece y compromete el diálogo entre Dios y su pueblo en oración”, refirió.

Más adelante pidió que en las iglesias se busquen “buenos lectores” para que reciten las escrituras y los salmos, que estos sepan leer y no que hagan “mimimi y no se les entiende nada”.

Recomendó que, además de ser buenos lectores, estos deben prepararse y hacer alguna prueba antes del comienzo de la misa, para leer bien y crear un clima de silencio receptivo.

Asimismo, lamentó que muchas veces, mientras se lee la palabra de Dios, se comente: “mira aquel, mira aquella (…) mira el sombrero que trajo aquella, ¡es ridículo!”. Entonces, siguió, se empiezan a hacer comentarios, “¿no es verdad?”, cuestionó.

“¿Se deben hacer comentarios mientras se lee la palabra de Dios? No, porque hablas con la gente no escuchas la palabra de Dios. Debemos escuchar, abrir los corazones, porque es Dios mismo quien nos habla; no pensar en otras cosas o hablar de otras cosas, ¿entendido?”, apuntó.

havh

Imprimir