Bienestar

Incidentes más frecuentes que afectan la seguridad y la salud de pacientes críticos

4.3% de los problemas ocasionados en las unidades médicas está vinculado con la administración de medicamentos

Fallas y errores pueden complicar la recuperación de pacientes

Aquellos pacientes con tratamiento oncológico, cuidados intensivos, neonatales o geriátricos, son los más expuestos a los siguientes incidentes adversos que ocurren al interior de los hospitales y ponen en riesgo la seguridad de estas personas en  condiciones críticas. De acuerdo con diversos estudios clínicos, los 4 incidentes más frecuentes son:

1. Fallas durante la infusión de medicamentos, fármaco erróneo y cálculos de dosis: Los errores en la infusión intravenosa son los más comunes y están en la lista de los más costosos para los sistemas de salud. En países del Reino Unido, por ejemplo, cada error de este tipo cuesta entre 5 mil y 10 mil dólares. El personal de enfermería es susceptible de cometer errores, cerca de los cuales el 38% son en la administración de fármacos; además, un tercio de la jornada laboral les exige trabajar con medicamentos y puede resultar complejo el hacer cálculos exactos de las dosis a suministrar.

2. Inadecuada conexión de tuberías, catéteres y accesorios:  Evidencia clínica registrada en diversos hospitales de Estados Unidos y Europa reporta otro grave error que se comete con frecuencia al olvidar abrir las válvulas de tres vías, afectando el flujo de los medicamentos y acumulando la dosis. El tiempo máximo de espera para que la alarma de la bomba suene cuando una válvula está cerrada, debería ser máximo de una hora.

3. Programación incorrecta y/o atención a las alarmas: En un ensayo realizado en un hospital de Suecia con una dosis de 0.3mL por hora, el tiempo de demora en detonar la alarma fue de 9 horas. En eventos como éste, los pacientes pueden presentar inflamación crítica de varios vasos sanguíneos (extravasación), amputaciones, paro respiratorio y hasta la muerte.

4. Complicaciones para la lectura de datos de las bombas de infusión: La agencia estadounidense de Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) indica que las principales causas de errores que afectan la seguridad del paciente están asociadas a defectos en las bombas de infusión, problemas de interfaz de usuario y fallas mecánicas o eléctricas de las mismas. No obstante, en México, el Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (CENETEC) refiere que las bombas de infusión en el ambiente hospitalario se utilizan de manera habitual, entre 80% y 95% de los pacientes ingresados recibe un tratamiento de infusión.

Soluciones médicas innovadoras

Atendiendo a estos problemas intrahospitalarios y comprometidos con garantizar la seguridad de los pacientes y los profesionales de la salud, Becton Dinckinson (BD) presentó recientemente en México su nueva línea de bombas de infusión con sistemas tecnológicos que ayudan identificar, analizar y disminuir las principales complicaciones en procedimientos de terapia intravenosa y enteral, a la vez que ayudan a reducir diversos errores humanos del personal al cuidado de la salud.
 
“Gracias al software integrado de estas nuevas bombas de infusión, las matemáticas son más exactas y acordes al perfil de cada paciente, considerando peso, presión, frecuencia, tipo de sustancia, entre otros", señaló Jan Henning, Director Clínico Internacional de BD.

“Un componente clave de la innovación médica de estos equipos, es el sistema de alarma integrado que, en comparación con otros de su tipo, suenan en menor tiempo como señal de advertencia al encontrar una oclusión crítica, válvulas cerradas, nivel del flujo de las venas, falta de presión para bombear el medicamento, entre otros”, agregó el directivo.
 

Involucrar al paciente

Además de la responsabilidad que recae en el personal médico para reducir los incidentes adversos y evitar pérdidas tanto económicas, como humanas, el Dr. Enis Donizetti, director de la Defensa Profesional de la sociedad Brasileña de Anestesiología, afirmó que es importante involucrar al paciente y sus familiares de tal manera que se les informe oportunamente y conozcan cuáles son los medicamentos que va a recibir, las dosis y los tiempos de aplicación.

“Lo que hemos hecho en los últimos años es aislar a los pacientes y en este contexto de seguridad, necesitamos que ellos también puedan entender y reaccionar a tiempo ante los procesos que tienen que ver con su tratamiento y recuperación; esto sin duda cambia el destino y la evolución de su enfermedad y garantiza la seguridad de su estado físico”, agregó el especialista internacional.

Por su parte, Juan Pablo Solís, Vice Presidente y Gerente General para México, Centroamérica y Caribe de BD,  reiteró el compromiso de la compañía por traer innovación de tecnología médica a México, con la cual se busca también contribuir a aumentar la seguridad y calidad de los tratamientos que se brindan a los pacientes. “Presentarles avances como este portafolio de bombas de infusión, nos ayudan a reafirmar el compromiso que BD tiene con el cuidado de la salud, la seguridad del paciente y el constante apoyo a la comunidad médica”, concluyó.
 

Imprimir