Ballena azul llega a reservas de Bahía de Loreto, BCS | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 01 de Febrero, 2018

Ballena azul llega a reservas de Bahía de Loreto, BCS

La ballena azul suele arribar a esta Área Natural Protegida entre los meses de enero a marzo para alimentarse, aparearse y dar a luz a sus crías.

Ballena azul llega a reservas de Bahía de Loreto, BCS | La Crónica de Hoy

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) anunció el arribo del “titán de los mares”, la ballena azul, a las aguas del Parque Nacional Bahía de Loreto, en Baja California Sur.

La ballena azul (Balaenoptera musculus) suele arribar a esta Área Natural Protegida entre los meses de enero a marzo para alimentarse, aparearse y dar a luz a sus crías.

Proveniente de los mares gélidos de Alaska, este cetáceo es de vital importancia para las comunidades que habitan las áreas naturales protegidas, pues sus habitantes desarrollan actividades de aprovechamiento sustentable durante la época de avistamiento, como visitas guiadas que realizan prestadores de servicios certificados.

Por ello, destacó en un comunicado, ante el compromiso de protección de esta especie, la Conanp, a través del Programa de Conservación de Especies en Riesgo, elaboró un manual para la observación pasiva de ballena azul y otros cetáceos en el Golfo de California.

En dicho documento, al cual están comprometidos tanto autoridades como guías y visitantes, recomienda mantener una distancia mayor a 100 metros de la ballena durante las actividades de observación.

Asimismo, ordena apagar el motor de la embarcación y observarla para establecer su comportamiento; y Encender el motor solamente cuando la ballena está navegando y después de que ésta se sumerge para bucear.

Además, advierte que por seguridad de la gente, nunca deben acercarse por su cabeza, perseguirla o seguir a una madre con cría.

Para estos fines, durante enero de este año la Conanp capacitó a los principales prestadores de servicios autorizados dentro del parque, así como a capitanes de embarcaciones y guías de turistas.

La ballena azul está incluida en la norma mexicana NOM 059-SEMARNAT-2010, dentro de la categoría de especies “sujetas a protección especial”, la cual permite realizar una observación responsable únicamente con permisos expedidos por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Esta especie puede medir entre 24 y 27 metros y tiene un peso promedio de entre 100 y 120 toneladas. Sin embargo, se han registrado individuos de hasta 33.5 m de largo y 190 toneladas de peso.

En México, el Golfo de California es un lugar privilegiado donde se pueden observar 38 por ciento de las especies de cetáceos en el mundo y 70 por ciento de los mamíferos marinos registrados en México.

Esto ha permitido que, con las medidas de conservación necesarias, turistas nacionales e internacionales puedan realizar actividades de observación recreativa.

ijsm

Imprimir