Ciudad

Mancera se parapeta en la CDH sobre el caso Marco Antonio

Dice que de ahora en adelante se apoyará con la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México para determinar qué información médica podrá difundir su administración, para no violentar los derechos del menor ◗ En la SSP los mandos no quieren hablar del tema

El caso Marco Antonio es todavía un rompecabezas en cuanto a la información, tanto médica como de investigación policiaca. Pese a ello, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, anunció que su administración ya no hablará del tema en plenitud.

El mandatario capitalino aseguró que de ahora en adelante se apoyará en la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México —un órgano autónomo— para determinar qué información médica podrá difundir su administración, para no violentar los derechos del menor.

Advirtió que el Gobierno de la Ciudad no revelará ningún dato médico, a pesar de que aún no se aclara qué es lo que provocó el delirium mixto que diagnosticaron al joven de la Preparatoria Número 8, que estuvo desaparecido tras ser detenido por policías del Sector Hormiga, en Azcapotzalco.

“Nosotros no vamos a dar ningún dato médico, absolutamente ningún dato médico; eso le corresponderá a las áreas médicas, le corresponderá a los especialistas y se tiene comunicación permanente con la comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México para estar en una línea de información, es decir hasta dónde sí y hasta dónde no informar, cuidando sobre todo eso, porque estamos hablando de un menor”.

— ¿Está permitido que pueda compartir algunos avances (de la investigación del caso Marco Antonio)?—se le preguntó a Mancera durante el reporte matutino que realiza todos los días por la Reconstrucción de la CDMX.

—Todo lo que pueda permitir en el marco de la investigación, con la Comisión de Derechos Humanos, eso puede ser, lo demás, pues es precisamente lo que ya hemos comentado.

LA SSP ENMUDECE. No sólo el Gobierno capitalino dejará de informar sobre el caso de Marco Antonio, tampoco en la Secretaría de Seguridad Pública se habla del tema.

El miércoles pasado, el subsecretario de Información e inteligencia Policial, José Gil García, rechazó informar sobre las indagatorias contra los policías Ricardo Trejo, Martín González, Juan de la Rosa y Ubel Mora, quienes detuvieron al joven de 17 años afuera de la estación El Rosario del Metrobús.

“No podría dar yo información”, respondió Gil García ante las preguntas sobre el caso.

Asimismo se le cuestionó sobre si los elementos que acudieron a Guerrero tenían alguna orden del Ministerio Público o de otra autoridad; el subsecretario Gil afirmó que esta información se daría a través de Comunicación Social; sin embargo, el personal de dicha área fue claro: “Si no quiso el funcionario es porque no se hablará del tema”.

Y al término del encuentro con representantes de los medios de comunicación, el servidor público huyó del auditorio en el que se encontraba, para evitar responder a los cuestionamientos.

Ayer la dependencia que encabeza Hiram Almeida se mantuvo hermética, mientras tanto continúan circulando distintas versiones de lo que ocurrió con Marco Antonio, que no han sido aclaradas.

Hasta ahora, la Secretaría y la Procuraduría han evitado generar algún comunicado oficial sobre los avances del caso, así como la situación laboral de los oficiales investigados.

RECHAZA HABER CRIMINALIZADO. Miguel Ángel Mancera rechazó que su administración haya criminalizado a Marco Antonio: “Aquí no se trata de criminalizar, es simplemente encontrar la verdad y dar aplicación a todo nuestro orden jurídico, eso es lo que nosotros estamos buscando, encontrar la verdad”.

Lo anterior lo afirmó luego de que el rector de la UNAM, Enrique Graue, exigió que se rediseñen los protocolos de actuación que siguen la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX para la detención de menores de edad.

Por tal motivo, Mancera dijo que se invitará a la Universidad a participar en el perfeccionamiento de dichos protocolos.

“Nosotros estamos por el perfeccionamiento de las actuaciones, así que todo lo que abone, bienvenido, todo lo que abone será bienvenido”, sostuvo.

Por otra parte, el jefe de Gobierno señaló que se cotejarán con cámaras del C5 los dichos de los policías que detuvieron a Marco el 23 de enero.

“El C5 está buscando hoy los tramos del ‘dicho de los policías’; es decir, los policías dan un punto de ubicación donde dicen haber dejado a este joven y el C5 está haciendo un cerco, digamos, de análisis de cámaras periféricas a ese punto.

“Porque si es cierto lo que ellos dicen, pues tendremos que encontrar alguna imagen”; así que, señaló, “el trabajo que está haciendo el C5 es exhaustivo, es de búsqueda”.

Imprimir