Angélica busca entre la muerte una donación que dé vida | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 02 de Febrero, 2018

Angélica busca entre la muerte una donación que dé vida

Sus compañeros le dicen que va a “zopilotear”, cuando la trabajadora social realiza el trabajo de convencer a familiares de ceder órganos en los primeros minutos del fallecimiento y “no es nada fácil”, señala ◗ La doctora Ramírez Álvarez, del Hospital Regional 200 del IMSS, en Edomex, enfrenta la desconfianza de la gente, incluso prejuicios católicos, para lo cual tiene una carta del Papa en favor de la donación ◗ En 2016 se registraron 2,054 donaciones de órganos, según datos del Cenatra

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Rosa Angélica Ramírez Álvarez tiene una carita, así, precisamente angelical. Su juventud y su bella sonrisa la harían pasar como cualquier otro médico pasante; sin embargo, su labor es tan loable como poco sencilla: se dedica a buscar a potenciales donantes de órganos.

Esta joven doctora residente es una gestora encargada de la difícil labor de convencer a los familiares que han perdido a un ser querido de que no hay mejor regalo de vida que permitir la donación de órganos de sus familiares recién fallecidos, y así, hacer posible el milagro de la vida, y permitir que sus familiares fallecidos puedan seguir viviendo en otros cuerpos.

Sus compañeros de trabajo, a manera de broma, dicen que Angélica se dedica a “zopilotear”E a los familiares, ella sonríe ante ese calificativo poco apropiado, y reconoce que su labor no es nada sencilla, cuando en México no hay una profunda cultura de la donación de órganos.

A veces, platica a Crónica, tiene que convencer a quienes tienen temores infundados de un presunto mercado negro de tráfico de órganos. Nosotros tenemos que estar preparados y tener los argumentos lo suficientemente convincentes para animar a la gente, quienes en medio de su duelo, accedan a la donación de órganos, en los primeros minutos, porque los órganos también tienen un periodo, digamos de vida, después de cierto tiempo ya no se pueden utilizar,.

La doctora pasante de la coordinación hospitalaria de Donación de Órganos en el Hospital General Regional 200, de la delegación del IMSS, Estado de México Oriente, reconoce que lo más difícil es tratar de convencer a los familiares de compartir alguna parte de su cuerpo. “No tenemos esa cultura”, señala.

Otro aspecto importante son las creencias religiosas, sin embargo, refiere, no hay ninguna religión que prohíba la donación, incluso tenemos una carta del Papa a favor de la donación de órganos, para el caso de la religión católica, y tampoco la prohíben los testigos de JehováL.

Mi labor consiste, cuenta, en informar a los familiares en qué consiste la donación de órganos, el cuidado y respeto que se tendrá con el cuerpo de su familiar en el proceso de procuración de órganos, porque hay quienes piensan que el cuerpo lo van a entregar, mal, y no, se le da un tratamiento especial de mucho respeto.

El beneficio es que aunque sólo sea un órgano el que se dona, logramos avanzar aunque sea un lugar en esta larga lista de espera a nivel nacional y que éste será realmente utilizado por un paciente que lo requiera en la lista  de espera, señaló.

La doctora Ramírez Álvarez admitió que una de las dudas más frecuentes entre los familiares que son abordados para que contemplen la posibilidad de donar los órganos de sus seres queridos fallecidos, expresan su temor ante la eventual venta de órganos, o la existencia de un mercado negro.

“Incluso hay quienes piden una fotografía de la persona que recibió el órgano, quieren conocer sus nombres e incluso donde viven, pero nada de eso se puede hacer, porque en todo momento se debe  resguardar la identidad del paciente que recibe el órgano, precisamente para evitar malos entendidos por parte de la familia donadoraI, subraya.

Una manera de dar certeza a los donadores de que realmente los órganos son para beneficiar a otras personas, en un acto que es absolutamente altruista, es que no hay manera de procurar los órganos más que en un hospital, bajo estrictos protocolos que están debidamente regulados y supervisados por el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) Uy la verdad es que es muy difícil pretender brincar alguno de estos filtros que se tienen, precisamente para garantizar el buen uso y destino de los órganos donadosy.

Por último, la doctora Rosa Angélica Ramírez hizo un llamado a todas las personas a mantenerse informadas, respecto a qué es la donación de órganos, sobre todo para quienes no saben nada del tema, .a quienes piensan que se van a vender los órganos, o incluso que el cuerpo de su familiar lo van a dejar deformado o atodo parchadot, pero una vez que se les informa o se les aclara que eso no será así, que el cuerpo será tratado con todo respeto, entonces la gente cambia y lo acepta.

Los datos

-Datos del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) revelan que al cierre del 2017 se registraron 2,054 donaciones de órganos y tejidos de personas fallecidas, un aumento de 58 donaciones respecto al 2016.

-La Ciudad de México es en donde se registró el mayor número de donaciones con 458, de éstas 117 fueron por muerte encefálica, le sigue el Estado de México con 445 y, en tercer lugar, Aguascalientes con 146 donaciones.

-A la fecha, la lista de pacientes en espera de trasplante de un órgano alcanza las 20 mil personas.

-Los tiempos de espera de una donación pueden ser de años, y lamentablemente en algunos casos, el paciente muere en la espera.

Lista de espera en 2017 (pacientes)

Cornea 7,228

Riñón    13,634

Hígado  361

Corazón  47

Donaciones 2017

(riñón)

2,222     intervenciones de
                donador vivo

928         de donador cadavérico

 

(hígado)

15           de donadores vivos

168         de donador cadavérico

Imprimir